×

Darksiders: Nuestras primeras impresiones del juego de Joe Madureira

El 5 de Enero llegará a nuestras consolas Darksiders, el nuevo juego de THQ que tiene como punto más llamativo la presencia de Joe Madureira en él como diseñador jefe. Todo lo que vemos en el juego ha pasado por las manos del célebre autor de Battle Chasers o X-Men, y se nota.

Hemos podido probar el juego y podemos afirmar que, aunque de momento no se hable demasiado de él, va a ser uno de los grandes bombazos de inicios de 2010. En la beta (y en el juego, vaya) jugamos como War, uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis que busca venganza en un mundo que ya ha sido devastado.

Para ello nos enfrentaremos a enemigos cada vez más duros con dos armas básicas: La espada y la pistola, ambas muy sencillas de usar y entre las que se pueden hacer efectivos combos. En este sentido, el juego es lineal y muy parecido a God of War (por no decir que es calcado en algunos aspectos). El punto fuerte en cuanto a las armas de Darksiders llega cuando cualquier objeto del entorno puede ser usado para zurrar a tus enemigos: Cajas, palos, maderas, escudos, coches… Todo lo que nos encontremos va a hacer pupa a unos enemigos duros de pelar. Y es que, para qué vamos a negarlo, las pasamos muy negras para poder terminar la demo. Este no va a ser un juego fácil, aunque, para los más novatos o temerosos, incluirá tres niveles de dificultad. El juego es fluido, divertido y con unos combos finales tan alucinantes como sangrientos. Partes a los enemigos en dos, las espadas se clavan en su cabeza, la sangre mana como de una fuente y los puntos de vida suben a tu marcador. Pocas cosas hay más gratificantes. Pero no todo va a ser pegar y sacudir: Los puzzles aportan momentos de tranquilidad y de variedad en un juego que, de otra manera, se haría demasiado repetitivo.Lo más negativo que se puede decir de Darksiders está en su control, que no pasa de un suficiente raspado. La manera de elegir las armas es demasiado compleja, los combos al principio cuestan un poco y tiene pinta de ser un juego que va a precisar de una larga curva de aprendizaje. No tiene por qué ser necesariamente malo, ya que vimos jugar al propio Madureira y, definitivamente, cuando el juego se sabe controlar se crece y se hace espectacular. El sonido es bastante decente, a pesar de que en el lugar donde jugamos no llegamos a escucharlo bien del todo. Las melodías son lo suficientemente épicas como para engancharnos y los sonidos parecen sacados de la misma librería que los de God of War: Gruñidos, puñetazos y sablazos por doquier, vaya. Darksiders es un juego que tiene un problema básico, al menos por lo que hemos podido jugar.Se parece en exceso a God of War. Demasiado, incluso. Mismo argumento basado en mitos, mismo personaje buscando venganza, mismos movimientos… En un mundo que está jugando en pleno a God of War III, es posible que Darksiders pase desapercibido, a pesar de que, en el fondo (no en la forma), su desarrollo sea más similar al de Zelda que al de la saga de Kratos. La demo que jugamos aún estaba en fase beta, y de ahí que notáramos pequeñas ralentizaciones, pero se perdona ya que hoy por hoy está en una mucho más avanzado y a las tiendas llegará perfectamente. Darksiders es un juego que os sorprenderá, un hack/slash de calidad y con personajes eficientes. Falta ver si consigue ir un paso más allá. Mañana os contaremos el resto de la presentación y os ofreceremos la entrevista que realizamos a Joe Madureira. ¡Casi nada!

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contentsads.com