×

La crisis afecta a la industria del videojuego

El pasado año, la industria del videojuego volvió a manejar unos beneficios abrumadores, superiores a los de 2007 y mostrando que es un sector aún en crecimiento.
Sin embargo, ¿es este crecimiento inmune a la crisis? Definitivamente no; cientos de nuevos parados lo demuestran, aunque comprobando que entre los best-sellers del 2008 destacan títulos como Wii Play o Mario Kart, podemos ver que quizá los que están capeando mejor el temporal son las compañías dirigidas a un jugador más casual.

Electronic Arts anunció recientemente que reducirá su plantilla a nivel mundial en un 10%, y ya anunció a finales del pasado año que tenía intención de cerrar Black Box Studios, poniendo en la calle a cerca de 1000 trabajadores.
Y se rumorea que no va a ser el último.

Por supuesto, podemos achacar parte de sus 310 millones en pérdidas al dinero empleado en desarrollar proyectos como Warhammer Online… No es el único gigante que planea despidos: en el recorte general de personal de Microsoft, su división de creación de juegos, cerrando estudios como Ensemble, Aces, o los míticos creadores de Mech Warrior y Shadowrun, Fasa.

Eidos ha cerrado su estudio Rockpool Games tras el relativo fracaso de Tomb Raider: Underworld, y otras 30 personas han sido despedidas de otro de sus sellos, Cristal Dinamics.
Por su parte, Mike Hayes, presidente de Sega Europa, admitió que su compañía va a reducir su ritmo de lanzamientos debido a la crisis, y que además lanzará menos conceptos y personajes nuevos e intentará reinventar sus franquicias exitosas con nuevas ideas… Otra señal de tiempos de crisis; la cautela a la hora de afrontar nuevos, y quizá arriesgados, proyectos.

A toda esta información podíamos añadir toda una serie de noticias de pequeños estudios sufriendo recortes o directamente cerrando… Así sucede por ejemplo con la señera compañía Jaleco.
Factor 5, Midway, Radical Design… Todas pasan malos momentos.
Si bien las fusiones y compras están a la orden del día, en el actual panorama económica, estas noticias pasan de ser relativamente normales a estar impregnadas de un tinte fatalista.

Un servidor cree que aún queda mucho mercado por abrir dentro de la industria, y que la tendencia creciente es aún factible durante muchos años.
El problema surge de la falta de previsión ante una situación como la crisis que nos avecina.
Hablamos de dos factores principales: por un lado, el evidente recorte en gasto de los consumidores.
Pero no deja de tener la misma importancia el actual estado de los juegos de PC y consolas como Playstation 3 y X-Box 360, dominados por mastodónticos proyectos que requieren millones de dólares de inversión, equipos de centenares de personas y años de trabajo, que en ocasiones ni siquiera llegan a fructificar.
La clave para salir de esta situación no la sabe nadie a ciencia cierta.
Pero fueron muchos los que advertían que el camino actual, esa guerra fría en la que solo importan las prestaciones de los equipos, y el dinero invertido en marketing y desarrollo se iba a cobrar su precio tarde o temprano.
Y, a pesar de lo que comente el presidente de Sega, precisamente en estos momentos es cuando se debería aprovechar por la flexibilidad y la innovación, y menos por la inversión a cuatro años vista; el ya mencionado fracaso de Tomb Raider indica que no hay nada seguro.
Que en el top 10 de diciembre del pasado año haya un mismo número de juegos de Play2 que de Play 3, que en dicho top no haya juegos de X-Box 360 o que el título más vendido de Play 3 sea el Lips da mucho que pensar.
Via

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media