×

¿Qué le produce la hinchazón en las manos al nuevo rey de Inglaterra Carlos III?

Los medios han hecho hincapié en la apariencia enrojecida e hinchazón de los dedos de las manos de Carlos III, cuyas imágenes ya son virales.

Las manos hinchadas del rey Carlos III crea imágenes que ya son virales. ¿Cuáles son las principales hipótesis? Con sus 73 años, la forma de sus manos preocupa por su salud.

Las manos hinchadas del rey Carlos III

El rey Carlos III ya es viral por lo malhumorado que lo vieron esta pasada semana.

De hecho, sus manos eran protagonistas de las escenas. Esto hizo que la opinión pública posara su atención en ellas. Y es que una visible hinchazón en las extremidades superiores de Carlos III desató todo tipo de especulaciones sobre su estado de salud.

Esta característica física del rey ya había sido resaltada en los medios en el pasado, e incluso él mismo habló en varias oportunidades de sus dedos como “de salchicha”. Sin embargo, su actual rol al frente de la corona del Reino Unido hace que la salud de Carlos III sea una cuestión de Estado.

73 años

Isabel II estaba dotada de una genética privilegiada, pero el rey nuevo acaba de asumir a los 73 años. Esto le demandará un gran desgaste físico y mental. La retención de líquidos es una consecuencia habitual en algunas personas tras muchas horas en un avión, pero no es la única posible causa de un edema. Así, entre las hipótesis que plantearon los especialistas de todo el mundo, las principales apuntan a problemas cardíacos, renales o reumatológicos. Una mano hinchada puede explicarse por un traumatismo o una trombosis venosa, que no deja drenar bien la sangre, pero que se dé en las dos manos es llamativo. Si se hinchan las dos piernas sí es un síntoma que da cuenta de un cuadro de insuficiencia cardíaca, pero las dos manos es notorio, y lo cierto es que no hay información de que también tenga las piernas hinchadas, como tampoco sabemos si el abdomen está inflamado.

En líneas generales vemos que tiene edema e hinchazón en los miembros, que probablemente sea en las manos y en los pies. Eso da ese aspecto de dedos en salchicha propios de algún trastorno circulatorio secundario.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Fernando Rodríguez Rubio

Apasionado de la escritura, el periodismo y las artes. Máster en Escritura Creativa y graduado en Comunicación Audiovisual. Me encanta el cine, la literatura, la política y la economía.

Lea También

Contents.media