×

Review: Nintendo DSi

Compartir en Facebook

Viernes 3 de Abril.
Después de haber estado atentos estos días a las informaciones sobre sus próximos lanzamientos (Dragon Ball Kai, el próximo Pokémon o lo nuevo de los X-Men, entre otros) y de haber empezado a hablar sobre los títulos que estarán disponibles en la tienda DSi, queremos darle la bienvenida oficial a Nintendo DSi, la enésima evolución de Nintendo DS y que desde hoy podéis comprar, en blanco o negro, en cualquier punto especializado.
Nintendo DSi trae consigo sustanciosas mejoras respecto a su anterior revisión, DSlite.
La primera y más evidente ha sido la inclusión de dos cámaras, una interna y otra en la parte exterior de la consola.
Ambas cámaras son de 0,3 megapíxeles, una resolución que a priori puede resultar algo escasa pero que una vez que nos ponemos a echar fotos son bastante resultonas.
Con ellas, podremos sacar fotos de cualquiera (o de nosotros mismos, por qué no) y editarlas posteriormente con el software de edición que incluye de serie.
Tanto las cámaras como el software en cuestión no tienen ningún tipo de pretensiones más allá que las de entretener, por lo que no dispone de zoom o flash y las opciones de edición son muy básicas.
Otra de las novedades de Nintendo DSi es la inclusión de una nueva ranura para trabajar con tarjetas SD, por lo que ahora podremos, por ejemplo, guardar las fotos que saquemos y llevarlas a nuestro ordenador o a la misma Wii.
Por contra, DSi prescinde de la ranura para cartuchos de GameBoy Advance.
En cuanto al sonido, se ha mejorado la calidad de los altavoces así como su diseño externo.
El micrófono en sí no es algo nuevo, pero sí el software de edición de la consola que, al igual que con las fotos, nos permitirá jugar con grabaciones o con cualquier sonido que grabemos.
Las posibilidades de edición, al igual que con la imagen, son muy sencillas pero bastante entretenidas.
Por último, físicamente Nintendo DSi no ha cambiado mucho con respecto a su antecesora.
Las pantallas son un 17% más grandes en comparación con Lite, y la consola es algo más larga (aunque apenas se aprecia) y pesa algo menos.
La distribución de los botones es la misma, salvo el de encendido, que ahora estará en la parte de enfrente, justo al lado de la pantalla táctil y el volumen, que se sitúa ahora en el lado izquierdo.
Nos ha gustadoLas nuevas funcionalidades.
Al par de cámaras que ahora incluye la consola hay que sumarle un entretenido software de edición de audio y vídeo que sin duda harán de Nintendo DSi más chic de lo que ya es.
Las pantallas más grandes.
Vale que no ha sido un aumento sustancial, pero siempre es de agradecer tener más margen para poder manejar el stylus.
Por cierto, éste último también es algo más largo ahora.
La inclusión de las tarjetas SD.
No podía concebirse una consola con cámara sin tener una memoria donde guardar las fotos… y qué mejor opción que estas pequeñas tarjetas de gran capacidad.
Las mejoras estéticas.
No han sido muchas, pero algo sí que se nota.
DSi es más larga, menos gruesa y pesa menos que Nintendo DSlite.
No nos ha gustadoQue no tenga ranura de GBA.
Suponemos que tendrá que ver con cuestiones de hardware, pero el hecho de que hayan eliminado la posibilidad de usar juegos de GBA no nos ha gustado demasiado.
¡Hay algunos que todavía jugamos a esos juegos!La nula evolución del hardware.
Está claro que no esperábamos una consola de nueva generación, pero algún tipo de mejora interna sí que podrían haber incluído.

Deja un comentario

300
Entire Digital Publishing - Learn to read again.