×

Una mujer sufre quemaduras de tercer grado por usar aceite para tomar el sol

Laura Bevin, sufrió quemaduras de tercer grado en gran parte de su cuerpo tras tomar el sol con un aceite de zanahoria.

quemadura tercer grado al broncerse
Sunscreen suntan lotion in spray bottle. Young woman in spraying tanning oil on her leg from bottle.

Laura Bevin de 24 años, fue trasladada al centro sanitario tras tomar el sol y usar productos no recomendados como el aceite de zanahoria. La mujer sufrió quemaduras de tercer grado en gran parte de su cuerpo al tomar el sol con el producto.

Quemaduras de tercer grado al tomar el sol con un aceite

La dolorosa experiencia de la joven británica; se debe a exponerse durante más de siete horas al sol y usar aceite de zanahoria para obtener un mejor bronceado. Esto ocasionó que sus lesiones fueran graves y que tal como ella menciona, «mi piel cruje como pollo tostado».

Ante la gravedad de las heridas ocasionadas. Bevin llegó al centro hospitalario y allí los médicos tuvieron que retirar algunos de los trozos de piel más afectados después de que hubieran quedado completamente calcinados por el sol. Los médicos, informaron que algunas lesiones cutáneas serán permanentes, por ahora, deberá tomar antibióticos por 10 días para controlar la infección que le causó las quemaduras.

Protección solar

Al parecer la mala experiencia de Bevin, se debe a que olvidó aplicarse crema protectora y sólo uso el aceite de zanahoria. La joven cuenta que sí le aplicó a su hija y que olvidó por completo usarlo en sí misma. A su vez, narró para medios locales británicos que notó la gravedad de las lesiones al ingresar al coche, «estaba roja como un tomate» agregó.

«Sentí como si mi piel estuviera en llamas, así que dormí encima de las mantas y tenía el ventilador encendido», expresó Laura Bevin.

Visita médica

Ante el dolor, un amigo la ayudó llevando lociones y cremas. Laura no podía moverse, le dolía todo el cuerpo. Sin embargo, notó la gravedad y seriedad de sus quemaduras cuando le salieron ampollas. Por ello, acudió al hospital y los médicos le informaron que tal vez sería sometida a una operación de injerto de piel.

Laura Bevin, aseguró para el medio británico, Metro, que el médico le quitó la piel y que le aseguró tendría lesiones y estaría débil el resto de su vida. Ante la mala experiencia, Bevin a modo de burla manifiesta que parece un vampiro y que al salir debe asegurarse de usar protector fuerte.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Jenny Ramírez

Comunicadora Social y Periodista.

Lea También

Contentsads.com