×

México: hallan 4.000 restos humanos en la casa del «Carnicero de Atizapán»

El macabro hallazgo se encontró en el sótano de la casa de Andrés, el "Carnicero de Atizapán", acusado de desmembrar a más de 30 mujeres.

Femicida Carnicero de Atizapán

Los mexicanos contemplan con horror el descubrimiento de 4.000 restos humanos en el sótano de la casa de Andrés Filomeno, el «Carnicero de Atizapán«, vinculado con la desaparición, muerte y desmembramiento de más de 30 mujeres en los últimos 20 años.

El Carnicero de Atizapán: un «vecino tranquilo»

El asesino en serie fue detenido recientemente y vivió durante tres décadas en la calle Margaritas del barrio de Lomas de San Miguel, en el municipio de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México, una región localizada en elcentro del país. Hasta su arresto, Filomeno no se le conocía pareja alguna, un «hombre tranquilo» según sus vecinos que incluso alquilaba una habitación a una pareja con niños y fue presidente de una asociación vecinal.

También llegó a ser representante del Comité de Participación Ciudadana gestionaba el trámite de ayudas y despensas a los vecinos que lo necesitaban.

El último asesinato del Carnicero de Atizapán

A mediados de mayo de este, su vecino Bruno acudió a su casa para preguntar si no había visto a su esposa, Reyna González, de 34 años. Ante la negativa de Filomeno, Bruno se dirigió a la Policía para iniciar la denuncia que no tuvo eco en las autoridades.

El marido de la mujer desaparecida supo trabajar como oficial de la ley policía y localizó la última posición del móvil de su mujer antes de apagarse, y la situaba en las inmediaciones de la casa de Andrés Filomeno.

Al día siguiente regresó con dos compañeros a la casa de Andrés. Éste quiso cerrarle el acceso sin éxito. Allí fue cuando Bruno llegó al sótano y observó con horror el cuerpo sin vida de Reyna, desmembrado. Una investigación posterior encontró casi 4.000 restos óseos, que podrían pertenecer al menos a 30 víctimas del carnicero de Atizapán a lo largo de dos décadas.

El macabro hallazgo en la casa del Carnicero de Atizapán

Tras ser detenido, Andrés Filomeno fue llevado ante el juez, donde admitió la muerte de Reyna y de otras mujeres. “Yo lo único que quiero es decir la verdad, lo he hecho, ya ni modo”, puntualizó. En la casa de Atizapán, las autoridades se toparon con un listado de 30 nombres desde 1994, incluso con videos e imágenes donde se sospecha que el acusado tomaba registro de sus asesinatos.

El modus operandi y el móvil se reitera en todas sus víctimas: mujeres jóvenes, de entre 20 y 35 años que «eran bonitas» y rechazaban sus intenciones de conquista. El asesino buscaba el momento de llevarlas a su domicilio y allí matarlas con una puñalada en el corazón. Como su experiencia como carnicero en el uso de cuchillos, las desmembraba con cortes expertos, y desollaba su rostro para conservarlo. Filomeno confesó que llegó a comer restos mortales de algunas de sus víctimas.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media