×

Muere una niña de un año después de permanecer 8 horas encerrada en un coche

En Estados Unidos, una niña muere después de estar 8 horas al interior de un coche. La madre no se aseguró que su hija no estaba en la guardería.

Interior del coche

En Texas, Estados Unidos, una niña de 1 año murió después de haber permanecido durante más de ocho horas en el interior del coche de su madre.

Una niña de un año muere después de permanecer por 8 horas en un coche

La mujer se dirigía a la guardería para dejar a sus tres hijos de cinco, tres, y un año respectivamente, pero decidió llevar a dos de ellos primero para luego regresar, y dejar a la menor de 1 año después de hacer algunas diligencias.

«Ella nos dijo que dejó a la niña de cinco años y al niño de tres, pero no a la más pequeña, de un año de regreso con la intención de dejarla más tarde después de que ella hiciera sus gestiones» según explicó el sheriff del Condado de Harris y publicó ABCNews.

La madre al regresar al jardín por sus tres hijos, preguntó por la menor y los encargados le dijeron que la niña no estaba allí. La mujer insistió en haberla dejado en el lugar, por lo que junto al supervisor de la guardería regresaron a su casa y encontraron a la menor muerta al interior del coche.

Las autoridades suponen que la niña permaneció encerrada por ocho horas con una alta temperatura lo que pudo haber provocado su muerte.

La policía cree que la menor estuvo en el automóvil desde las 8:30 am hasta las 5:30 pm pero se espera los resultados de la autopsia. Además indicaron que «en algún momento entre llegar a casa y entrar se despistó y no regresó por la niña, por lo que esta se quedó dentro del vehículo«.

Casos de niños muertos olvidados en coches

Este no es el primer caso de una menor que muere al interior de un coche. Por esta razón, la organización Healthy Children explica que un niño «que se deja dentro de un vehículo caliente, o que se sube a un automóvil​ que no está cerrado sin que nadie lo note, puede morir de insolación (calor extremo) en muy corto tiempo

Además «el golpe de calor puede suceder cuando el cuerpo no puede enfriarse lo suficientemente rápido» y agrega que «el cuerpo de un niño se calienta de tres a cinco veces más rápidamente que el de los adultos.»

Cuando el menor se deja en un coche caliente, sus órganos empiezan a «colapsar cuando la temperatura llega a 104 grados Fahrenheit (40 grados Celsius)» afirmando que «un niño puede morir cuando su temperatura llega a los 107 grados F (41,6 grados C)«.

Algunas recomendaciones para evitar estas tragedias son:

  • Revisar el interior del automóvil para que nadie se encuentre en él después de asegurarlo y alejarse.
  • Mantenerse alerta cuando haya un cambio en su rutina que lo haga desconcentrarse de lo que debe hacer.
  • Si alguien le ayuda a llevar a su hijo a la guardería, asegúrese que el menor llegó a su destino.
  • Enséñele a su hijo que los maleteros no son escondites para jugar.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:

Lea También

Contents.media