×

El último intento para salvar a Seat

Así es el titular que habla sobre el futuro de la “unidad menos rentable” del Grupo Volkswagen AG.
Con la llegada de James Muir como nuevo CEO sustituyendo a Erich Schmitt, muchas cosas se han dicho, el futuro de la marca española parece estar en juego, pero este activo inglés (Muir) se muestra decidido a salvar a Seat, con una nueva identidad como principal baza.

Estos últimos 3 años no han sido nada fáciles para Seat, se evidencian en los 110 millones de euros que perdió la compañía en el primer cuarto de este 2010, y con la crisis de por medio, mas un estancamiento en la creación de nuevos modelos Seat, ponen en riesgo los planes de Volkswagen de ser el mayor fabricante de coches para el 2018, por lo que está claro el “ahora o nunca”.

“Es la última oportunidad para salvar a Seat como marca, y no sería prudente pensar de otra manera […] Si uno quiere deshacerse de Seat, alguien tendría que dar la otra parte del dinero y se la lleva” James Muir/CEO de Seat – Traducción Libre.

El Seat León recibe el nuevo motor 1.
6 TDI de 105 CVY parece increíble que se haya llegado a este extremo con la casa española, pero es que su camino ha estado lleno de contradicciones, salvo el Ibiza, modelo por excelencia que representa la filosofía del fabricante, el resto de la cama carece de la energía suficiente para atraer a los compradores, los modelos Seat son simples “seguidores” de las novedades Audi y VW, algo evidente con el Exeo y Alhambra.
Otro punto de contradicción es Martorell, con unas instalaciones envidiables, se encuentra produciendo cerca de 500.
000 unidades por año, pareciera mucho, pero es sólo el 60% de su capacidad y Muir ha afirmado que para que Seat sea rentable requiere de una producción al 90% de su capacidad, para ello se incluirán 80.
000 unidades/año del nuevo Audi Q3 en las líneas de Martorell a partir del año que viene, pero ¿y el Tribu?.
Ya os he comentado mi incomprensión con este modelo tan necesario para la gama Seat, el Tribu, un crossover compacto que podría ofrecer mucho al mercado, pero desde Alemania lo han congelado en preferencia de la variante Audi, a partir de la cual, lanzarán el Tribu en 3 años cuando el segmento esté tomado por los 4 anillos, se evidencia que nadie ha luchado por los intereses de la casa española, defendiendo las creaciones que la pueden hacer rentable.
Otro aspecto que no favorece que Seat se levante es la crisis fiscal que vive Grecia, que afecta las ventas en el sur de Europa y que ha provocado contracción en la economía española, mazazo para el fabricante español que podría ver como sus ventas caen más allá del 21% que reportaron en el 2009.
Parece que el modelo que sobrevive, al menos en España, es el Ibiza, segundo en ventas en abril y con una gran promoción mediática.
En general, parece que Seat necesita renovarse, Muir afirma que VW no se ha comprometido del todo con la imagen de Seat, pero al mismo tiempo, percibe que una de las soluciones es crear productos en España y luchar por los fondos para llevarlos a producción, entre ellos, un nuevo León, que represente lo que realmente se quiere transmitir, y más versiones del Ibiza, modelo estrella de la casa.
Muir agrega que la reducción de costes, despidos, etc, no mejorarán la situación de Seat, por el contrario, se deben producir más coches y mejorar la publicidad, ofreciendo los productos en otras latitudes, dejando a un lado la dependencia al mercado español y los alrededores.
Un plan ambicioso, que de concretarse podría representar el gran salto que Seat requiere, de fracasar, podríamos ver al fabricante español en otras manos.
Vía

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contentsads.com