×

Dragon Age Origins: Video de la escena de sexo

El sexo en los videojuegos es un tema que tratar con profundidad, que hablar en mesas redondas y que ir explorando poco a poco. ¿No? Pues no. BioWare ha decidido que, puestos a hablar de sexo, lo metemos en todos nuestros videojuegos y punto.

Da igual que no tenga demasiado sentido argumental. En Dragon Age: Origins, ya a la venta para Xbox 360 y PC (y el 20 para PS3), los jóvenes vírgenes que estén disfrutando con la historia se encontrarán de golpe y porrazo con una escena en la que tu protagonista y Morrigan, la guerrera, se lo montan a lo bestia durante más de medio minuto.

Oh, sí, nena. A estas alturas, todos sabéis que podemos decidir qué es lo que ocurrirá en Dragon Age: Origins. Bien, pues si lanzamos a Morrigan hacia el lado perverso de la vida, ese que te hace juguetear con los muertos y meterte el dedo en la nariz, ella se acercará, se quitará la poca ropa que le queda y practicará el coito con tu personaje. Pero no es tan bonito como parece: También le aparecerá un sujetador de ninguna parte, por lo que ninguna zona íntima es vista por el espectador. ¿Quién demonios hace el amor con el sujetador puesto? Aparte de Morrigan, la malvada asesina a la que le da pudor enseñar sus pechos, vaya. Además de acabar con el veinte por ciento del interés del juego, conseguiréis un logro y comprobaréis como BioWare, a pesar de ir de empresa malota y radical, en el fondo no es más que una conservadora: El sexo, sin cuerpos desnudos. Y en menos de treinta segundos, no vaya a ser que alguien se sobreexcite. No es que me interese un carajo ver a Morrigan desnuda, pero si vas a ponerte a hacer algo, hazlo del todo. No te quedes a medias. ¿Es que no aprendieron de los errores de Mass Effect, en el que, por cierto, se veía mucho más? Vía

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media