×

Coronavirus, muere el médico que por primero alertó sobre la enfermedad

Compartir en Facebook

Falleció en la noche del 6 de febrero Li Wenliang, uno de los varios médicos señalados por la policía por tratar de denunciar el virus mortal en las primeras semanas del brote.

El hospital de Wuhan confirma la muerte de Li Wenliang, el médico que trató de alertar sobre el nuevo coronavirus. Desde entonces, el virus se ha cobrado al menos 560 vidas y ha enfermado a más de 28.000 personas en todo el mundo, incluyendo a Li. Coronavirus: muere el médico que intentó advertir del brote.

Muere por coronavirus el médico chino que intentó advertir del brote

Falleció en la noche del 6 de febrero Li Wenliang, uno de los varios médicos señalados por la policía por tratar de denunciar el virus mortal en las primeras semanas del brote. Murió en el hospital donde recibía tratamiento después de haberse infectado con el virus.

La confirma de la muerte tras horas de confusión

El fallecimiento ha sido ratificado tras horas de confusión en el país, debido a que por la tarde se anunció su muerte, pero posteriormente. En medio de una oleada de manifestaciones de dolor y rabia en las redes sociales, las autoridades del país aseguraban que aunque el médico había sufrido un paro cardiaco, seguía vivo y conectado a un respirador artificial. Li Wenliang ha acabado sus días convertido en un héroe nacional tras ser represaliado por “difundir rumores”.

El Dr. Li fue hospitalizado el 12 de enero después de contraer el virus de su paciente, y se confirmó que tenía el coronavirus el 1 de febrero. El Hospital Central de la Ciudad de Wuhan dijo a las 3:48 a.m. del viernes que el doctor había fallecido de manera reciente. “Lamentamos profundamente esto”, decía el mensaje en la red social Weibo. Apenas unas horas antes, el hospital había dicho que estaba luchando para salvarle la vida a Li.

Su historia

El médico, de 34 años, casado, con un hijo y con otro en camino, había escrito un mensaje el 30 de diciembre en un grupo de antiguos compañeros de la facultad en las redes sociales. Según les explicaba, en su hospital de Wuhan habían ingresado siete pacientes, todos ellos con síntomas muy similares al SARS, la epidemia causada por otro coronavirus que en 2003 mató a casi 800 personas.

Cuando escribió el mensaje, Li no tenía intención de diseminar la información más allá de su círculo de amistades. Pero en cuestión de horas, las capturas de pantalla de sus mensajes se volvieron virales, sin que su nombre estuviera borroso. “Cuando los vi circulando en línea, me di cuenta de que estaba fuera de mi control y que probablemente sería sancionado”, dijo Li. La policía lo conminó a firmar una declaración donde decía que su alerta era un rumor infundado e ilegal.

En entrevistas recientes, el doctor Li sonaba esperanzado sobre superar la enfermedad y volver al trabajo. “Luego de que me recupere quiero volver al frente de batalla”, le dijo a The Southern Metropolis Daily, un diario chino. “La epidemia sigue expandiéndose y no quiero ser un desertor”.

Un caso delicado para el gobierno chino

El caso del doctor Li es un asunto bastante delicado para el gobierno chino. En días recientes, China ha intensificado la censura después de una avalancha de críticas en línea e informes de investigación de periodistas chinos que exponen los pasos en falso que llevaron al gobierno a subestimar la amenaza del coronavirus.

A principios de enero, el doctor Li fue interrogado por funcionarios hospitalarios y por la policía después de que advirtió a un grupo de compañeros de la facultad de medicina sobre un brote viral. Poco después de publicar el mensaje, la policía de Wuhan acusó a Li de difundir rumores.

El doctor Li Wenliang fue interrogado por la autoridad de salud local, y luego fue convocado por la policía de Wuhan para firmar una carta de reprimenda en la que se le acusó de “difundir rumores en línea” y “perturbar gravemente el orden social”. Pronto, la advertencia del doctor Li quedaría justificada, cuando más residentes de Wuhan cayeron con fiebre y síntomas de neumonía.


Contacto:

Deja un comentario

300

Contacto: