×

Una plaga de langostas sucede a la gran sequía en el sur de Australia

Compartir en Facebook

En el sur de Australia les encaja a la perfección aquello de no hay bien que por mal no venga.
Sí, el refrán girado como un calcetín allí les va como un guante.
Y es que los agricultores de aquella región austral no ganan para disgustos.

Después de una sequía casi eterna, han llegado las ansiadas lluvias …con regalito sorpresa incluido: una perniciosa plaga de langostas.
Las lluvias han traído comida, pero no sólo para los humanos.
También para las voraces langostas, que están acudiendo en masa a los campos que bendijeron las lluvias tras una interminable década de sequía.
Ni qué decir tiene que la plaga provoca estragos en las cosechas y unos terribles disgustos a los agricultores y granjeros del sur de Australia, que sobrevivieron a una sequía de 10 años y ahora se encuentran con este devastador panorama.
Las autoridades de Nueva Gales del Sur han lamentado en qué está acabando la buena noticia de la llegada de las lluvias, que con tanta satisfacción acogieron los australianos.

Con la lluvia crecieron las malas hierbas en los campos, y llegaron luego las langostas a devorarlas, junto con las cosechas, informaron desde el Comisionado de Nueva Gales del Sur:Ahora tenemos un desastre, la llegada de lluvias primaverales no sólo afectó a las propiedades donde las langostas nacieron, sino que amenazan a las granjas en todo el estado.
Las inundaciones han agravado el problema llenando los estanques, zonas de reproducción perfecta.
La sequía también está jugando un papel porque se ha reducido el número de aves e insectos que se alimentan de las langostas bebé.
Durante sus 10 semanas de vida, las langostas pueden acabar con cultivos comerciales que valen millones de dólares.
(Traducción libre)Vía

Deja un comentario

300