×

Un millonario deja su herencia al botones del hotel donde pasaba las vacaciones

Un británico ha dejado una gran parte de su herencia al botones del hotel turco al que iba de vacaciones. El testamento incluye al resto del personal.

Herencia Millonario Botones

Un millonario británico ha dejado la mayor parte de su fortuna al botones de un hotel turco donde solía pasar sus vacaciones.

Se trata de Charles George Courtney, quien sorprendió a sus familiares cuando observaron en el testamento incluía a Taskin Dasdan, un botones que lleva 30 años trabajando en el hotel Korur De Lux de cinco estrellas en el que solía hospedarse Charles durante sus vacaciones en el país.

¿Cómo se enteró el botones del hotel de cinco estrellas que heredó parte de la fortuna de su millonario cliente?

El trabajador hotelero se enteró al recibir la llamada de un funcionario de Reino Unido que le contactó para darle la noticia. A la hora de reconstruir el momento, dice que lo primero que escuchó fue cuando el hotel fue contactado por funcionarios del Reino Unido con el objetivo de hablar con parte del personal.

Y admitió que se quedó sorprendido cuando se lo contaron.

Todavía se desconoce la cantidad exacta. A pesar de recibir la mayor parte de la herencia, Taskin Dasdan ha confirmado que seguirá con su labor en el hotel, un trabajo que le gusta principalmente, cuenta, porque le permite conectar con diferentes personas de distintas partes del mundo.

¿Por qué el millonario decidió incluir al botones como heredero de su fortuna?

Taskin trabaja como botones desde 1990. Los dos entablaron una relación hotelera tal que permitió la generosidad de Charles que se hospedó varias veces en el Korur De Lux. Dasdan ha comentado que, como con cualquier otra persona que llegase al hotel, lo trataba siempre con atención y como si fuese de la familia, un cariño que Charles siempre valoró, pues el hombre le había dado dinero en otra ocasión para la educación de sus hijos.

Además del botones, parte de la fortuna del millonario también fue para el resto de los empleados del hotel.

El millonario también se acordó en el testamento del resto del personal, al que decidió dejarle pequeñas cantidades de dinero. Charles siempre se quedaba en la habitación 401 y consideraba a los empleados del hotel de cinco estrellas como su familia cada vez que llegaba allí para pasar sus vacaciones. Tal es así que era conocida entre los trabajadores como la «Habitación de Charlie».

Lea también:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media