×

Warehouse 13: De camino a una cuarta temporada con éxito

Compartir en Facebook

El canal SyFy está especializado en series de ciencia ficción o más bien, de género.
Sus series no tienen grandes presupuestos ni nombres rimbombantes en los repartos.
Se basan en historias que podríamos llamar pulp.
O sea, historias de fantasía envueltas en varios contenedores diferentes que tienen en común que son entretenidas y poco más.

Este año, la cadena optó por situar tres de sus principales series en la noche del lunes, una noche que tenían que competir con títulos como Hawaii Five-0, House y otras grandes series que sí tienen apoyo del público y mucho más presupuesto.
Vale, son series de verano, que se emiten cuando estas series no están en antena.
Pero sí coinciden durante varias semanas, al final de unas y al principio de otras.
Warehose 13, pese a este handicap, se ha revelado como una serie interesante que ha conseguido hacerse con el público más fiel de la cadena y conseguir tres interesantes temporadas y ser renovada para una cuarta que verá la luz durante el próximo verano.

Y lo hace, a ver quien lo duda, por el cambio de orientación que ha tenido durante esta última temporada.
Durante la primera de ella nos pusieron en situación sobre la existencia del Almacén, lo que contiene y nos presentaron a los principales personajes que se dejarán ver por la serie.
Comenzó siendo un procedimental en el que los agentes acudían a algún lugar donde algún artefacto provocaba algún problema y lo solucionaban.
Hacia mitad de la temporada, cuando nos habíamos acostumbrado a la línea, comenzó en serio la historia.
Se presentaba un villano que preparaba sus maldades lo largo de los episodios y creaba la tensión necesaria para terminar la temporada con un big bang.
Y ahí, renacía de nuevo en una segunda temporada, donde se presentaban nuevos personajes y se resolvía finalmente el misterio planteado en la anterior.
Ya teníamos a los principales personajes y hasta nos habíamos encariñados con ellos.
El trabajo de Eddie McClintock, Joanne Kelly, Saul Rubinek y Allison Scagliotti han logrado construir a unos personajes carismáticos y con garra.
Se dejan querer, y la partida de Myka (Kelly) al final de la temporada se hace notar.
Es un momento dramático que funciona y nos hace preguntar qué encontraremos al principo de la tercera.
En la que hemos visto este verano nos hemos encontrado con varias sorpresas.
Por un lado, un nuevo personaje, interpretado por Aaron Ashmore, se une al equipo y pronto hace migas con Claudia (Scagliotti).
Por otro lado, descubrimos que la partida de los dos personajes que desaparecen en la temporada anterior es temporal.
Tanto Joanne Kelly como Jaime Murray devuelven a sus personajes a la continuidad.
Descubrimos también que se retoma el argumento del villano de temporada, que va mostrando sus intenciones a lo largo de los 12 episodios que componen la misma.
A diferencia de las dos anteriores, las tramas episódicas sirven para plantear el final y dar oportunidad a los personajes de actuar de cara a la season finale.
En ella, con todos los fallos que suelen tener estas producciones de SyFy, que no son pocos, descubrimos que los guionistas se han puesto a trabajar y plantean un cliffhanger que hace pensar que ha valido la pena aguantar hasta el final.
La cuarta temporada será, al menos en el principio, interesante y distraída.
Lo que nos traerá es un misterio, pero si continúa como hasta ahora, valdrá la pena estar atentos.
Antes, sin embargo, tendremos una nueva oportunidad de ver las aventuras de Warehouse 13 esta Navidad, ya que el 6 de diciembre se emitirá el especial de verano de este año.

Deja un comentario

300