×

Ataque de peces carnívoros en Argentina se lleva un dedo y deja 30 heridos

Los peces carnívoros aparecieron en la costa del Río Paraná en la provincia argentina de Santa Fe. En el ataque una niña de 13 años perdió un dedo.

Argentina peces carnívoros

Unas 30 personas resultaron heridas en las costas del río Paraná, en la provincia de Santa Fe, en Argentina tras un ataque de palometas, un pez carnívoro similar a la piraña. Los afectados recibieron atención médica al recibir cortes en manos y pies en los balnearios de la laguna Setúbal. 

Una niña perdió el dedo tras el ataque de los peces carnívoros en las playas del Río Paraná en Argentina

La víctima más grave fue una adolescente de 13 años, a quien le tuvieron que amputar el dedo de un pie debido a las mordeduras. Tras la intervención, debieron insertarle un injerto en el quinto metatarsiano en un hospital infantil.

El accidente se produjo durante el festivo por el Día de la Soberanía Nacional con una jornada de calor agobiante en las playas cercanas al río Paraná. Algunos se animaron a darse un chapuzón sin percatarse de la presencia de los peces carnívoros en la orilla, atraídos por las temperaturas sofocantes y el agua tibia.

¿Qué son las palometas, los peces carnívoros que atacaron en las playas del Río Paraná en Argentina?

Las palometas se acercan a la costa ya que es su etapa de reproducción en esta época del año. Tienen una aleta caudal escotada y una mandíbula prominente con filosos dientes triangulares. Si se recibe una de sus mordeduras es importante desinfectar la herida lo más rápido posible.

“El hábitat natural de la palometa es la laguna, y la falta de caudal y la alteración por las altas temperaturas hace que el cardumen se vuelque a la costa”, explicó Sergio Berardi, representante de los guardacostas de la zona.

¿Cómo se debe actuar ante la mordedura de uno de los peces carnívoros que atacaron en las playas del Río Paraná en Argentina?

“El primer auxilio y el más efectivo es la prevención: no entrar en el agua cuando aparece el primer caso”, continuó. “Hay que entender que las palometas están en el agua y hay que aprovechar las duchas que están en el balneario”, añadió. La mordedura de este tipo de peces no tiene la misma incidencia en menores que en personas adultas, por lo que recomendó a la gente que no deje a los niños solos en el agua bajo ningún concepto.

“Ahora necesitamos que acaten las indicaciones del salvavidas, quien cuando ve que hay un caso o dos seguidos automáticamente saca a toda la gente del agua. Muchas veces esa prevención no es eficaz por la concurrencia en la zona, que es muy extensa”, finalizó Berardi.

Lea también:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media