×

Los británicos comparan casarse con un "terrorífico" baño entre tiburones

Compartir en Facebook

Un buen porcentaje de los hombres de Gran Bretaña considera que pedir matrimonio es casi tan terrorífico como nadar entre tiburones, según un estudio realizado por Vue Cinemas dentro del lanzamiento de la película The Proposal, comedia protagonizada por Sandra Bullock y Ryan Reynolds.
No son uno ni dos, sino cuatro de cada cinco hombres los que sienten pavor ante un posible compromiso matrimonial.

Tanto es el miedo que le tienen, que prefieren esperar a que sean ellas -el 56% estarían “encantadas” de pedirlo y 7 de cada 10 sueñan con casarse mínimo una vez al día- las que le propongan nupcias, o renunciar a la relación.
Zambuyéndonos ya en nuestros temas, de los encuestados, un 28% dijo que nadar entre tiburones es lo más espantoso que podrían hacer, seguido de cerca de un 23%, que consideró el matrimonio como lo más aterrador, por encima de otras actividades como saltar en paracaídas o hacer una entrevista de trabajo.
Todo un canto a los nuevos tiempos.
Y una renuncia a la tradición.

Pero, ¿Qué opinan los tiburones de compartir las aguas con el hombre? También aquí se han roto las tradiciones, la larga supervivencia de los escualos, que se han mantenido durante miles de años en las aguas del planeta.
Un dato general: Los estudios advierten que sólo el 4% del fondo marino está a salvo por causa del hombre.
En cuanto al tiburón, más de 75 millones de tiburones se sacrifican cada año para amputarles el cinco por ciento de su cuerpo, condenándolos a agonizar lentamente.
La caza ilegal es un grave problema para estos animales.
Por cierto, desde Vue Cinemas han declarado que les resulta impresionante que una petición de matrimonio sea tan estresante para los encuestados como nadar con tiburones.
Y os preguntaréis.
¿Qué relación puede tener The proposal con casarse y nadar entre tiburones? Muy sencillo: The proposal cuenta la historia de ejecutiva, acostumbrada a tenerlo absolutamente todo bajo control y que se ve obligada a casarse, digámoslo así, de forma improvisada y con alguien improvisado.
Es decir, nada nuevo bajo el sol.
Como tampoco lo es el resultado de la encuesta, que parece diseñada intencionadamente para producir el titular a la medida.
Los tiburones venden, esa es su desgracia: recuerda si no la película Tiburón, una historia de pura ficción que no ayuda precisamente a que los programas de protección de esta especie sean populares.
Vía

Deja un comentario

300