×

Encuentran el cadáver de una ballena varada en una playa de Málaga

Una ballena muerta ha aparecido varada en la orilla de la céntrica playa de La Rada, Estepona en Málaga. El cadáver del cetáceo se retiró mediante maquinaria

Málaga cadáver ballena

El cadáver de una ballena de unos nueve metros de longitud ha aparecido en la mañana de este jueves en la playa de La Rada, en el municipio malagueño de Estepona. Para poder retirar el cuerpo sin vida del cetáceo se ha requerido de un operativo con maquinaria especial.

El cadáver de la ballena en una playa de Málaga

Un vecino ha sido el primero en observar a la ballena sin vida encallada en la arena y llamó a los servicios de Emergencias. Pronto surgieron fotos y videos en las redes sociales de los curiosos cercanos a la playa.

«Algo inusual y que da mucha pena. Hoy hemos amanecido en Estepona con esta triste estampa de esta ballena muerta encallada en la orilla», fue el twitter de Juan Serrano, uno de los vecinos que han compartido el hallazgo.

¿Cómo fue el traslado del cadáver de la ballena desde la playa de Málaga?

El Ayuntamiento ha contratado a un servicio de maquinaria especializada para el retiro del cadáver del cetáceo con la autorización de los técnicos del Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (Crema) y los agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

El alcalde, José María García Urbano, ha desvelado que la ballena muerta en la playa tiene unos nueve metros y ocho toneladas. Al lugar también se ha desplazado efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos para ayudar en las labores de retirada.

Una vez retirado, el cadáver se trasladó a un espacio autorizado para su análisis.

El cadáver de la ballena anclada en Málaga era un rorcual macho

La ballena está siendo estudiada por Aula del Mar y del Instituto Oceanográfico. «Está muy descompuesta. Ha ido por derivando hacia la orilla, hasta que se ha quedado varada», explica Jesús Bellido, uno de los biólogos del Aula del Mar que busca aclarar las razones por las que ha llegado hasta Estepona.

El cetáceo en cuestión era un rorcual común macho. Este es el espécimen más grande detrás de la ballena azul y habita las aguas del mar Mediterráneo. Su cuerpo grisáceo puede llegar a pesar unas 70 toneladas.

La descomposición del cadáver lleva a la hipótesis de que el animal murió en alta mar. «Con la descomposición el cuerpo se hincha y flota. Así queda a merced del viento y de las mareas. Es lo que la han ido empujando hasta la orilla de la playa de Estepona», asegura Bellido para explicar la aparición del cetáceo muerto.

Lea también:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media