×

Trucos para que tus plantas nunca se mueran

Tanto si eres un amante de las plantas como si las tienes para decorar tu hogar, seguramente habrás oído aquello de utilizar posos de café para las plantas. Pues bien, este es solo uno de los varios trucos que existen para evitar que tus plantas se marchiten y mueran.

Cuidar y mantener las plantas de casa no es tarea fácil. A todos nos ha pasado que hemos comprobado como todas las plantas se nos morían sin remedio. Quizás fuera por desconocimiento o descuido, pero hay formas de prevenir que esto ocurra tan a menudo.

¿Cómo evitar que nuestras plantas se mueran?

Has decidido llenar tu apartamento de macetas de interior para darle un aire más natural, o puede que quieras crear un huerto urbano en la terraza. Rodearse de plantas es estimulante, pero de poco servirá si luego se van marchitando una a una.

Aquí te explicamos algunos sencillos trucos para evitar estas pequeñas catástrofes.

Utiliza los posos del café

Lo decíamos antes, el café para plantas es una opción genial. Eso que nos da energía por las mañanas contiene el potasio, el fósforo y el nitrógeno que las plantas necesitan para vivir. Los posos del café se pueden usar a modo de sustrato, aunque hay que tener cierta moderación y preferiblemente, dejarlos secar antes de usarlos.

Para contrarrestar la acidez del café, se puede elaborar una mezcla casera con los posos, cáscaras de huevo, plátano y patatas. Estos residuos, una vez fermentados, alimentan a las lombrices, mientras repelen hormigas y otros insectos.

Riega tus plantas, en su justa medida

Como es lógico, toda planta necesita agua para vivir. Debemos regarlas y no olvidar hacerlo con la periodicidad adecuada a cada especie.

A veces, ante una planta marchita o con signos tales como manchas oscuras en las hojas, tendemos a creer que necesita más agua, cuando más bien es al contrario. Regar las macetas en exceso produce una falta de oxígeno en las raíces y esto hace que la planta se ahogue y, por tanto, muera.

La alternativa de los tiestos autorriego

Si lo que ocurre es que las plantas se te mueren porque te vas de vacaciones y no puedes hidratarlas, existen unas macetas que disponen de reservas de agua para que la tierra vaya absorbiendo el agua de forma controlada. Incluso es posible elaborar tu propio tiesto de riego automático con una botella de plástico y un trozo de tela.

Aleja tus macetas de fuentes de calor

Las plantas tienden a marchitarse y morir más en verano por las altas temperaturas. Sin embargo, puede ocurrir también en estaciones frías, sobre todo, cuando tenemos plantas de interior cerca de estufas o aires acondicionados. Es preferible colocar la planta lejos de estas fuentes de calor, que podrían secar la tierra en exceso e interferir en la hidratación de la misma. Puedes elegir una estancia fresca y luminosa para que la planta se mantenga saludable.

Tiestos de barro, la mejor opción

Poner atención a la maceta puede ser la diferencia entre una planta viva y bonita, y una que se te morirá en breve. Escoge el tamaño adecuado y cámbiala cuando llegue el momento. Pero en todo caso, es preferible usar un tiesto de barro o terracota a uno de plástico. El de barro es más poroso y puede expulsar el exceso de agua, impidiendo que la planta se ahogue, además de regular su temperatura.

Por último, tanto si la maceta es de barro, como si es de PVC, resulta muy útil cubrirla de un filtro de café antes de colocar la tierra. Este filtro protege de insectos que se puedan colar por los agujeros del tiesto, además de absorber el agua y evitar que se pudra.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media