×

Review: Demo de Halo Wars

Tal y como os prometí ayer, en el momento de la aparición de la demo, os ofrezco el análisis de Halo Wars.
Hace unas horas hemos podido leer la review de Killzone 2, y al compañero Fear se le ha visto claramente entusiasmado.

Por desgracia no tengo la Ps3, así que no he podido compartir el gustazo que debe ser jugar a uno de los más esperados títulos de Sony este 2009.
Para comenzar el análisis, debéis saber dos cosas.
Nunca he sido fan de la saga Halo, pero soy un fanático de los juegos de estrategia.

Eso me ha bastado para decidirme a realizar una review de este juego, ya que independientemente de la temática, todos coincidiremos en que la mayoría de RTS tienen la misma base: construir, formar ejércitos, y destruir al enemigo.
Esto no tiene por qué ser un aspecto negativo, pero en mi caso el primer contacto con Halo Wars me ha dejado más frío que el planeta donde tienen lugar las dos primeras misiones de la campaña que nos ofrece la demo.
Es la primera vez que juego a un RTS en consola, y en el primer minuto de juego he comprendido por qué hay tan pocos títulos del género que han traspasado la frontera del PC.
Seguid leyendo el análisis, pero os advierto que mi crítica de Halo Wars no será muy constructiva.
No obstante, es una opinión subjetiva, así que no os desaniméis…Para empezar comentaré los aspectos técnicos.
En el apartado gráfico poco parecido he visto con las capturas del juego que vimos anteriormente.
Si queremos jugar, la cámara debe estar colocada en su posición predeterminada, y eso hace que nos topemos con el primer aspecto negativo.
Las unidades se ven muy pequeñas, y a pesar de que he probado la demo en una pantalla de 52 pulgadas (y no lo digo por fardar), imagino que en la típica tele que algunos tienen en su habitación los soldados parecerán hormigas sin detalle alguno.
Los covenant son todavía más minúsculos, y hay momentos en que los detectamos simplemente porque se mueven y el cursor se vuelve rojo.
Las estructuras son otra cosa.
De tamaño generoso, la base aliada y enemiga están muy bien logradas, y el sistema de construcción se basa en ir colocando edificios alrededor de la base principal.
Los edificios se pueden destruir de uno en uno, pero si acabamos con la base principal, el resto cae como un castillo de naipes.
Las escenas cinemáticas tienen una calidad notable, y las naves en particular gozan de todo lujo de detalles.
Los personajes también están muy logrados, sobretodo los malvados covenant, aunque sólo los podremos ver bien durante las escenas que se van sucediendo entre las misiones.
El sonido tampoco tiene nada del otro mundo.
La música de fondo apenas se escucha entre los efectos de sonido y las repetitivas voces (en inglés) que se oyen cada vez que seleccionamos y movemos nuestras unidades.
Los diálogos de las escenas cinemáticas están subtitulados, así que no hay problema para comprender la historia.
Y termino con el aspecto más importante en cualquier juego de estrategia: la jugabilidad.
Acostumbrado al llamado micromanagement que marca la diferencia entre los jugadores experimentados y los casuales, he de decir que Halo Wars, por las limitaciones de su plataforma, tiene una jugabilidad muy limitada con el pad de Xbox360.
Si queremos ir seleccionando unidades y asignándoles tareas, veremos que pronto nos hartamos de tanto movimiento de cursor, y terminaremos seleccionando todas las unidades a la vez, para mandarlas al centro de la pelea, de modo que termina ganando el que lo tenga más grande (el ejército).
En definitiva, no puedo decir mucho a favor de Halo Wars.
La demo me ha dado una sensación de simplicidad y más-de-lo-mismo que no me ha dejado muy buen sabor de boca.
Tal vez el juego completo tenga más atractivo que la demo, pero estoy seguro que no seré de los que adquieran el último título de Ensemble Studios.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contentsads.com