×

La novia de Tomás Gimeno sabía que no iba a devolver a las niñas de Tenerife

El padre de las niñas Anna y Olivia, Tomás Gimeno, le entregó una caja con dinero a su novia y una carta que explicaba todo.

Tomás Gimeno, el padre de Anna y Olivia, dejó una caja a su pareja novia que contenía más de 5.000 euros y una carta con el plan de huir del país con sus niñas. Con esa intención incluyó la entrega de su moto a un amigo para simular su salida del país, escondiendo a sus perros y sus tarjetas de crédito con las claves apuntadas.

Con ello queda claro que la intención era hacer el mayor daño posible a su ex-pareja, según el expediente con el caso que se tramita en la Justicia de Tenerife.

Tomás Gimeno entregó una carta a su novia dónde decía que no iba a devolver a las niñas

Las intrucciones para la novia de Tomás indicaban que la caja debía ser abierta la madrugada pero se adelantó y la abrió la misma tarde en que desaparecieron las niñas.

La novia de Tomás leyó la carta pero no dijo nada a las autoridades. Incluso habló por teléfono con el padre de las niñas y trató de convencerle de que no lo hiciera, le preguntó cómo iban a vivir sin su madre, pero Tomás le dijo que era consciente de ello. Fue el último contacto ya que se perdió la señal del teléfono de Tomás por la madrugada rumbo al mar.

Se desconoce el paradero del hombre de 37 años acusado de tres delitos: dos de homicidio agravado tras asesinar presuntamente a sus hijas, Anna y Olivia, cuyo cadáver fue hallado esta semana en el fondo del mar, y otro por violencia de género.

¿Cómo llevó a cabo su plan Tomás Gimeno, tras hablar con su novia?

Desde la investigación se desprende que el 27 de abril, Tomás recogió a sus hijas Anna y Olivia, de 1 y 6 años, y se dirigió con ellas a casa de sus padres. Después fue hasta su finca de La Candelaria, donde se sospecha que les quitó la vida. Posteriormente metió los cadáveres de las niñas en dos bolsas de deporte y se dirigió al puerto, con su barco ya preparado. A las 21:30 zarpó pasadas las 21:30 horas, tras tres viajes desde el coche para cargar todos los bultos, entre ellos, la sillita del coche de Anna.

La investigación sobre el paradero de Tomás Gimeno

El sistema de vigilancia aduanera reconstruyó el recorrido de la embarcación hasta tres millas náuticas de la costa. Allí, Gimeno habría arrojado los bultos. Olivia iba en una de las dos bolsas que arrojó al mar. Una de las bolsas tenía un profundo agujero, por lo que los investigadores creen que el cuerpo de Ana iba dentro. Gimeno regresó a puerto pasadas las 22:30 horas para comprar tabaco y un cargador de móvil para embarcarse hacia otra dirección. Todas las hipótesis indican que se arrojó al mar para quitarse la vida, aunque se debe encontrar su cuerpo para descartar que haya huido del país.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media