×

Un avión aterrizó de forma forzosa con el piloto en el techo

Un avión que había salido de Birmingham y se dirigía a Málaga realizó un aterrizaje forzoso con el piloto agarrado en el techo. Ocurrió en 1990.

piloto-techo-avion

Un avión que había salido de Birmingham y se dirigía a Málaga realizó un aterrizaje forzoso con el piloto agarrado en el techo de la aeronave.

El piloto estaba en el techo del avión

El avión salió desde Birmingham y tenía como destino Málaga.

En un momento del vuelo, el parabrisas del lado del piloto se desprendió, y la ventana succionó literalmente al hombre. Su cabeza y su torso estaban al aire libre, mientras sus piernas permanecían dentro, con los asistentes de vuelo agarrándolo. Tim Lancaster era el capitán de la aeronave, y Alistair Atchison el primer oficial. Ocurrió en junio de 1990 en el vuelo 5390 de British Airways.

El accidente ocurrió «a las 07.33 horas cuando la aeronave ascendía a una altitud de presión de, aproximadamente, 17.300 pies».

Entonces, según narra la web especializada aviation-safety.net, que recrea sucesos aéreos a partir de informes oficiales, «hubo un fuerte estruendo y el fuselaje se llenó de niebla de condensación. Inmediatamente fue evidente para la tripulación de cabina que se había producido una descompresión explosiva».

Nigel Ogden, un asistente que se encontraba en la cabina, agarró al piloto fuertemente por la cintura.

Pensaban que estaba muerto

Todos pensaron que el capitán estaba muerto, pero el copiloto ordenó a la tripulación de cabina que por nada del mundo liberaran su cuerpo.

Temía que volara y fuera a parar al motor izquierdo, causando a su vez un incendio o un fallo en el motor.

Aterrizaje forzoso

Atchitson tuvo que comenzar un descenso de emergencia muy rápido, con el fin de alcanzar una altitud que ofreciera oxígeno suficiente, pues el avión no estaba equipado para proporcionarlo a todas las personas a bordo.

El avión consiguió tomar tierra a las 7.55 horas en Southampton, el aeropuerto más cercano.

Ningún pasajero herido

A pesar de las imágenes de terror que vivieron los pasajeros, no se registró ningún herido.

Los bomberos bajaron al piloto de la parte exterior del avión y fue trasladado al Hospital General de Southampton.

La investigación posterior al incidente, que dio la vuelta al mundo, reveló que el fallo estuvo en la sustitución del parabrisas que se abrió, ya que se colocaron unos tornillos que no eran exactamente los especificados por el fabricante, lo que hizo que la ventanilla saltara en pleno vuelo.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Ana Cabrera Gambarini

Periodista apasionada de las series televisivas, las novelas en el autobús y analista inquieta de la actualidad. Graduada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria, con la especialidad en Multimedia. Experiencia en departamentos de comunicación, medios online y community manager en el ámbito empresarial y universitario. Particularmente interesada en los medios digitales.

Lea También

Contents.media