×

BattleForge: gratis para su descarga, el juego original serán puntos extra

EA acaba de anunciar una nueva rebaja para su mezcla RTS y juego de cartas, Battleforge.
A principios de mes ya se rebajó el precio del juego a 30€, pero esta vez se han llevado la palma, porque la bajada de precio no puede ser mayor.

¿Y qué es lo máximo que se puede hacer en una rebaja? Pues regalar el juego (bueno, y dar dinero para comprarlo, aunque eso sería el acabóse).
Precisamente esto mismo podréis hacer desde el sitio oficial de BattleForge, descargar este título completamente gratis.

¿Dónde está la trampa? La verdad es que no hay, aunque pasaré a dar más detalles para que los que se compraron el juego no comiencen a reservar un billete sólo de ida a las oficinas de EA.
BattleForge Play4Free nos permitirá descargar todas las áreas y funcionalidades del juego, incluidas todas las actualizaciones que han salido desde el día de su lanzamiento.
Tendremos a nuestra disposición 2 barajas de 32 cartas, todos los escenarios, y la Campaña Renegade, comprar Booster Pack y hacer uso de la Casa de Subastas.
Para evitar que algún individuo sin escrúpulos (fue lo primero que pensé) pueda usar la casa de subastas indiscriminadamente sin ni siquiera jugar, esta opción sólo estará disponible una vez alcanzado el nivel 4 en PvE, y el nivel 10 en PvP.
El comercio directo y el envío de mensajes a través del juego con adjuntos estarán bloqueados hasta que alcances ese nivel de experiencia, supongo que para evitar spam y otros abusos.
Ahora viene lo bueno: ¿Y los pobres que se rascaron el bolsillo comprándolo? ¿Les devuelven el dinero? Pues no, pero tranquilos, porque la caja del juego se ha convertido en una tarjeta de puntos.
Al introducir el código incluído en el original podrán obtener nada más y nada menos que 3000 puntos y las 64 cartas de las cuatro barajas iniciales.
De este modo los que compraron religiosamente BattleForge tendrán la oportunidad de contar con más cartas desde ya mismo.
Ésta noticia puede provocar dos cosas.
Bueno, tres, si incluímos el hecho de que ahora cualquiera podrá probar BattleForge sin miedo a que no le guste.
El tema es que los que compraron el juego y les gustó, ahora podrán contar con más ventajas al poder adquirir nuevas cartas, de modo que seguirán teniendo más posibilidades de ganar que los que descarguen simplemente el juego.
Pero la verdadera faena se la han hecho a los que compraron el juego y no quedaron convencidos.
Además de ver cómo el polvo se come la caja del juego, ahora estarán dando saltos de alegría al ver que todo el mundo podrá jugar sin pagar un duro a algo que les costó lo suyo (y más si lo compraron antes de la primera rebaja).
La razón de esta demencia puede tener dos explicaciones.
O estamos ante una nueva forma de enfocar las ventas, regalando el juego y apostando por los ingresos (que todos sabemos que no son pocos) que proporcionan los DLC, o simplemente el juego no ha tenido tanto éxito y EA pretende conseguir más clientes regalándolo y confiando en que un porcentaje de las descargas ser traduzcan en dinerito fresco.
Sea como sea, un servidor se alegra enormemente por no haber comprado BattleForge en su momento (sí, lo reconozco, mentí), de modo que mientras escribo esto la barra de mi gestor de descargas ya va por el 65% de los 85 meguitas que ocupa el programa de instalación de BattleForge.
Ya os diré qué tal.
Via

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media