×

Review: Street Fighter IV

Muchos años han pasado desde que Capcom sorprendiese con SF2 y éste se consagrase como la lucha “estrategica” por excelencia.
¿Será capaz SF4 de adaptar la lucha 2D pausada a un mercado lleno de combos frenéticos y contra reversals?La respuesta la encontramos tan solo unos cuantos combates más tarde.

Se ha conseguido volver a la esencia de los combates, más inteligentes y menos machacabotones de SF2.
Todo se ve más claro y el juego fluye de una manera ejemplar.
A continuación, los puntos fuertes y los puntos flojos del juego.

¿Qué nota se llevará Street Fighter IV?Lo que nos ha gustado: Ante todo, el desarrollo del combate: muy divertido, a su velocidad justa, parecido a su precuela pero sin ser idéntico, con muchas posibilidades y que no se resumen en pulsar repetidamente un botón tras otro, en busca de un combo fácil.
Las novedades en el combate: son dos indicadores de energía, con los que podemos realizar determinados golpes especiales.
Uno es la barra Revenge, parecida a la vista en otros juegos como la saga Street Figther Alpha y otra llamada EX, que nos permite hacer golpes especiales más fuertes.
También se añade el “Focus Attack”, que es un nuevo golpe con el que contrarrestar uno del contrario.
Los nuevos modos de juego: los Time Attack, Survival y “Prueba” (en el que podemos aprender los combos y golpes más costosos de cada personaje) añaden variedad a SFIV.
El plantel de luchadores es bastante amplio, con 16 personajes desde el primer momento (incluyendo los 12 del SF2) y 4 nuevos, a los que se suman 9 más como ocultos, siendo en total 25, con sus respectivos colores y “trajes”.
Anteriormente te contamos cómo desbloquearlos todos.
(Casi) todos los personajes están bastante equilibrados, y con todos ellos es posible ganar, aunque bien es cierto que unos pocos requieren una dedicación (por así llamarlo) especial.
El look “cartoon” que tanta controversia ha levantado le va que ni pintado.
Si lo que pretendían era recordar y modernizar el look SF2, lo han consegudo.
.
El modo Online, que sin duda dará mucha vida al juego.
No solo daremos palizas a nuestros amigos, sino que siempre encontraremos rivales de todo el mundo.
Incluso podemos ser vapuleados por algún japonés.
Lo que no nos ha gustado: Los escenarios.
Sólo hay 17 y algunos son muy muy sosos.
Además se han eliminado muchos escenarios de personaje (lógicamente, al ser 25 personajes y 17 escenarios) algunos emblemáticos como el balneario o el extraño escenario de Vega.
El de M.
Bison o Sagat también han sido suprimidos.
Las secuencias de anime que sirven como presentación y epílogo a la historia de cada personaje son muy muy cortas, y el estilo de dibujo del anime no casa con el aspecto caricaturesco del resto del juego.
No se han acordado para nada de la tercera parte.
Ningún personaje que fuese nuevo se ha mantenido aquí, como si fuese una mala secuela.
El enemigo final, llamado Seth, es muy difícil incluso en los niveles medios.
Se ha intentado que fuese un reto terminar el juego, y aunque no lo es (por los créditos infinitos) es desesperante.
Por último quiero comentar el gran lastre en los combates: Los combos.
Es cierto que son muy difícil de realizar, que además no quitan demasiada carga de vida, pero permiten enlazar con los super ataques especiales de cada uno.
Una simple patada voladora de Ryu y estarás tragando Hadokens como Dhalsim en sus peores tiempos.
SF4 se consagra como el mejor juego de lucha en la actualidad para los que disfrutamos de un estilo de juego más clásico y menos frenético, y a pesar de sus defectillos, no defraudará a nadie.
O a muy pocos.
Un señor juego.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media