×

Jugar a vencer al coronavirus: la táctica pedagógica de un campamento

Compartir en Facebook

Los monitores de un campamento de verano de Madrid enseñan a los niños aprenden las nuevas normas de seguridad a través del juego.

Jugar a vencer al coronavirus es la estrategia didáctica de un campamento madrileño.
Los monitores de un campamento de verano de Madrid enseñan a los niños aprenden las nuevas normas de seguridad a través del juego.

Los monitores del campamento de verano del barrio madrileño Esperanza han ideado una ingeniosa estrategia didáctica para que los niños aprendan las diversas normas de seguridad de la nueva normalidad mientras se divierten: jugar a vencer al coronavirus. Según explica el coordinador del centro, Ricardo Amor, la nueva normalidad ha traído “muchos cambios”; a través del juego, “esto les genera diversión y a nosotros, la seguridad de tenerlo todo controlado”.

Un total de 42 niños acuden al centro, que se han agrupado en seis grupos según dicta la norma regional, con un monitor por cada cinco niños de 3 a 5 años, y otro por cada nueve menores, entre los 6 y los 12 años. Para empezar a jugar a vencer al coronavirus, en el centro han dejado de hablar de grupos o clases. “Les hemos dicho que son tribus para que crean que están jugando. Así entienden todas las normas que hemos tenido que añadir este año por seguridad, como no usar el mismo baño que otros grupos o compartir la zona de juego o la mesa del comedor con otras clases”.

Javier, uno de los niños del clan “Universals”, ha compartido que el juego es “muy divertido, porque cuando nos cruzamos con cualquier miembro de otra tribu tenemos que hacer algo”. “Si nos ven los de enfrente nos convertimos en estatuas, porque es la ley de la roca, y si nosotros vemos a un miembro suyo, le pintamos la cara”, ha continuado.

Todos los niños llevan la mascarilla en la escuela de verano, a pesar de las temperaturas. Si alguno necesita quitársela, hay que avisar a alguno de los monitores. Javier, riendo bajo su “agobiante” cubrebocas, confiesa su truco para no quitársela: “si me asfixio con la mascarilla, me acerco a la ventana y respiro un poco”. Paola, monitora de los “Universals” ha explicado que los niños están muy concienciados. “Yo me la retiré un poco de la cara y una de las niñas me vino rápido a decir que me la pusiera de nuevo”.

Los suelos de las aulas y del patio están señalados con flechas que indican la distancia de seguridad y evitan el contacto. Cada vez que los menores se mueven de instancia, el lugar se desinfecta. Amor ha explicado que han “hecho pequeños rectángulos para que los niños no se entremezclen con los que no son de su grupo” y que los niños “no pueden tocar las barandillas y en el recreo tienen un espacio asignado”. Con ironía el coordinador ha señalado que los pequeños se adaptan mejor a las normas que los mayores: “a la hora de la recogida siempre hay alguno que nos pide entrar por una puerta que inaccesible por prevención”.

Lea también:

De naturaleza introvertida, curiosa y creativa. Me gusta ver el periodismo como una forma de hacer arte. Estudio Relaciones Internacionales y Comunicación en la Universidad Loyola Andalucía; estoy especializándome en la rama de Medios de Comunicación y Periodismo.


Contacto:
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Contacto:
Gracia Sumariva Reyes

De naturaleza introvertida, curiosa y creativa. Me gusta ver el periodismo como una forma de hacer arte. Estudio Relaciones Internacionales y Comunicación en la Universidad Loyola Andalucía; estoy especializándome en la rama de Medios de Comunicación y Periodismo.

Entire Digital Publishing - Learn to read again.