×

El exfutbolista y comentarista deportivo Michael Robinson ha muerto

Compartir en Facebook

Michael Robinson, jugador en importantes equipos ingleses como el Liverpool, ha muerto: anunció a finales de 2018 que padecía un cáncer de piel.

Michael Robinson muerto
El exfutbolista Michael Robinson ha muerto

El exfutbolista y comunicador Michael Robinson ha muerto martes 28 de abril en su casa de Marbella a los 61 años, después de que en otoño del 2018 le diagnosticaran un mieloma. Fue conocido por revolucionar la manera de analizar el fútbol en España, con “El día después” y las retransmisiones en directo. Paradójicamente, fue el comentarista deportivo que mejor hablaba español. Llevó esta enfermedad con un sentido del humor sistemático y en generosas dosis.

Nunca dejó de sentirse genuinamente inglés sin renunciar a fardar de español. Tenía empezados los trámites del pasaporte en su país de residencia desde hace más de 30 años. Cuando el Atlético de Madrid venció en casa al Liverpool el pasado 12 de marzo, Michael sufrió una alarmante señal de metástasis al día siguiente, pero ni ahí dejó de bromear. Luego cogió la baja y llegó para todos el encierro, como si la propia red del fútbol se solidarizara con su retiro.

El exfutbolista Michael Robinson ha muerto: su carrera

Su carrera tuvo dos capítulos, como jugador en importantes equipos ingleses como el Liverpool, donde llegó a ganar una Copa de Europa en 1986, y hasta en la selección irlandesa, a la que accedió gracias a su ascendencia materna. La otra, en España, después de colgar las botas tras jugar dos temporadas con el Osasuna. Empezó a meterse en el mundo de la televisión en Eurosport, y después en TVE, donde fue contratado para comentar el Mundial de Italia 90. Llamaba la atención con un eco distintivo, una gracia irónica, elegante y algo irreverente.
Tras destacar en este Mundial, lo ficharon para Canal +, con el cometido de comentar partidos con Carlos Martínez, y pasó a inventar una nueva manera de contar el fútbol con el beneplácito del director de la cadena, Juan Cueto.

Fue calcado y seguido durante tres décadas sin que nadie lograra alcanzar la frescura, el desafío e el descaro de la primera etapa. El original será siempre el original, y Robinson trato de llegar a eso apoyándose en un dicho que le inculcó una de sus profesoras, que traducido sería: “Bueno, mejor, lo mejor. No descanses hasta que lo bueno sea mejor, y tu mejor, lo mejor”. Después se sucedieron más hitos dentro del medio, como “Informe Robinson”, un auténtico lujo para telespectadores gourmets donde se combina la épica con la dimensión humana del deporte a todos los niveles.

Algo que también se ha explorado con programas como “Acento Robinson”, de la Cadena SER, y más contenidos con su hijo Liam y su inseparable compañero, Diego Zarzosa, con quien compartió la pasión del rugbi. Será difícil volver a subir el volumen de la televisión cuando veamos un partido de ahora en adelante, ya que echaremos de menos su “acento Robinson”, que precisamente consistía en huir de la verborrea inútil y racionar sus juicios a base de brillantes juegos de palabras y un vocabulario tan rico que le elevaba a la magnitud de lo desternillante y lo poético.

Deja un comentario

300
Entire Digital Publishing - Learn to read again.