×

Estas son las playas más peligrosas de España en 2021

Aquí están las cinco playas que se conocen como las más peligrosas de España, para tener en cuenta y cuidado este verano.

Para las personas que aman viajar e ir a el mar, esta información es importante. Aunque bañarse no está prohibido en ninguna de estas playas, sí es importante disfrutar con cuidado. Para este verano no hay mejor plan que ir al mar.

Por eso te vamos a contar cuáles son las playas más peligrosas de España.

Playas peligrosas en España

Hay cinco playas específicas a las que hay que tener respeto, sobre todo si vamos con niños pequeños o si no sabe nadar muy bien. Aquí están las cinco playas que se conocen como las más peligrosas de España, para tener en cuenta y cuidado este verano.

1. El Bollullo (Tenerife)

Esta es la primera playa en la lista de las más peligrosas y se encuentra fuera de la Península, en donde los archipiélagos son refugio para las aguas fuertes del Atlántico. Nos puede servir como advertencia su arena oscura y sus rocas, donde se estrellan las olas y corrientes peligrosas que se forman en el fondo del mar. Lo que hace peligrosa a esta playa es que dichas corrientes hacen de imán y dificultan muchísimo a los bañistas el poder regresar a la orilla.

Hay que conocer que esto se puede complicar aún más cuando el mar se encuentra picado, que en esta hermosa isla ocurre muy a menudo. En el 2017 dos alemanes de 30 años fallecieron en esta playa por sus fuertes corrientes, después de no haber podido salir del agua.

2. Playa de los Muertos (Almería)

Un brusco escalón ubicado a pocos metros de la orilla puede suponer un problemas: basta que el bañista tropiece desprevenido para que se hunda por lo menos con tres cuartos de su cuerpo, entonces quedará a merced de las fuertes corrientes interiores que se encuentran allí. Aunque la Playa de los Muertos es también una de las más populares del Cabo de Gata, es importante estar atento a las fuertes corrientes y tantear el escalón.

Al llegar a la playa, en la entrada encontramos un cartel de precaución, dándonos a entender que uno no viene a esta playa para enseñar a nadar a su hijo. Aunque su infamia se debe a la retahíla de cuerpos de marineros, piratas y pescadores que han arribado a sus orillas a lo largo de la historia, antes que sus posibles peligros para los bañistas, tristemente la playa procura hacer honor a su nombre de todas las formas posibles.

3. Playa de Fortiñón (Vigo)

Quizá esta sea la playa más peligrosa de nuestro país, aunque tenga una de las mejores puestas de sol, debido a su potente resaca. Suele pasar que entras en el agua riendo y jugando y cuando menos te lo esperas has perdido de vista la sombrilla, y si olvidamos que el mar es una criatura propia y con una fuerza espectacular, nos adentramos en terreno peligroso. La forma que tienen las olas de romper contra la orilla también pueden arrastrarnos agua adentro. En el 2010 hubo una víctima mortal, un joven de 20 años que murió ahogado.

4. Playa de los Locos (Cantabria)

Se debe andar con cuidado cuando se va a esta playa, pues el problema lo traen los vientos del Cantábrico, que llegan de forma fuerte y provocan un oleaje extremadamente potente.

Lo que convierte la playa en una potencialmente peligrosa, además de un campo de juegos excelente para los apasionados del surf, claramente para persona que les guste lo extremo. Si visitas la Playa de los Locos en Suances, limítate a vigilar el oleaje y disfrutar con cuidado.

5. Playa del Faro de Trafalgar (Cádiz)

Se dice que las aguas de Trafalgar no le tienen mucho cariño a los españoles porque las fuertes corrientes de esta playa la sitúan entre las más peligrosas, no solo de nuestro país, sino del mundo entero. Son habituales los remolinos que provocan las fuertes corrientes del Estrecho, así como un fuerte oleaje soplado por los vientos traídos de África.

Un paso en falso o un segundo de duda, suponen la diferencia entre regresar a la orilla o no regresar jamás. Así de crudo y de peligroso es este mar. Y lo sabemos porque esta ley brutal del mar no se aplica solo a los bañistas, sino también a decenas de pateras que encontraron un abrupto final cuando tocaron las mismas aguas del Faro de Trafalgar.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Sandra Prieto

Comunicadora Social y Periodista. Editora - redactora.

Lea También

Contents.media