×

Violencia vicaria en el caso de la desaparición de Anna y Olivia

Con el hallazgo del cuerpo de Olivia, la hipótesis sobre el caso cambió de secuestro a violencia vicaria.

Anna y Olivia Desaparecidas de Tenerife

La violencia vicaria es un tipo de acto en el que el maltratador lastima a personas cercanas a su víctima principal; el caso de Anna y Olivia, las dos hermanas desaparecidas en Tenerife es un claro ejemplo de esto.

El victimario tiene como objetivo lastimar a su víctima y para esto no importa dañar a terceros como los hijos, algo similar a lo ocurrido en el caso de Olivia y Anna.

Violencia vicaria y el caso de Tenerife

El jueves 10 de junio, el buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ localizó el cuerpo sin vida de Olivia, hermana de Anna, las dos niñas desaparecidas a finales de abril de este año. El cuerpo de la pequeña, de 6 años, fue motivo por el que las autoridades cambiaron su hipótesis, asumiendo que Tomás Gimeno habría asesinado a sus hijas y luego suicidado.

Con la aparición del cuerpo de Anna, hermana de Olivia del caso Tenerife, la violencia vicaria vuelve a estar en el espectro de todos.

La desaparición y búsqueda incesante de las hermanas ha conmovido el país, puesto que en primera instancia se consideraba un secuestro.

Cómo identificar este tipo de violencia

El término no es desconocido, y se le acuña a la psicóloga Sonia Vaccaro. Desde hace 10 años sirve para definir los actos de violencia de género en los que la principal víctima es la madre. Este tipo de violencia psicológica es continuada; el victimario suele dañar o herir a los hijos con la intención de hacer sentir mal a la víctima, al no poder protegerlos.

En casos extremos, termina con el asesinato.

Caso Tenerife

Desde la desaparición de las niñas, Beatriz Zimmermann, la madre, sospechaba que éstas habían salido del país, basándose en los mensajes que el padre, Tomás Gimeno, le estuvo enviando. En ellos aseguraba que no volvería a verlas ni a él.

Ante esto, las autoridades y comunidad manejaban la hipótesis de secuestro. No obstante, todo ha cambiado en las últimas horas en el caso de Anna y Olivia, para convertirse en el caso más reciente de violencia vicaria.

Desde 2013 en España se empezó a profundizar en este tipo de violencia. Hasta la fecha se han registrado 39 casos de este tipo de ‘venganza’, en los que la víctima principal sufre al no poder proteger a sus seres queridos. No obstante, algunos movimientos han impulsado leyes o sancionado con severidad al responsable.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Jenny Ramírez

Comunicadora Social y Periodista.

Lea También

Contents.media