×

Tomás Gimeno podría haberse quitado la vida con «la muerte dulce»

Tomás Gimeno, padre de las dos niñas desaparecidas en Tenerife a finales de abril, podría haberse quitado la vida con "la muerte dulce".

Tomás Gimeno muerte dulce

Tomás Gimeno, padre de las dos niñas desaparecidas en Tenerife a finales de abril, podría haberse quitado la vida con «la muerte dulce». Los investigadores del caso encontraron dos pequeñas botellas de oxígeno pertenecientes al padre de Anna y Olivia.

Las autoridades ahora barajan la hipótesis de que se haya suicidado.

Tomás Gimeno pudo provocarse una muerte dulce

El cuerpo sin vida de una de las hermanas desaparecidas en Tenerife, Olivia, fue hallado frente a la bocana del puerto de Santa Cruz.

En la misma zona, a 1.500 metros de profundidad y a unas cinco millas de la costa tinerfeña, han encontrado recientemente dos botellas de oxígenos que pertenecen a Tomás Gimeno.

Con este descubrimiento, las hipótesis que manejan los investigadores de la Guardia Civil apuntan a que Tomás podría haber usado estas dos botellas para quitarse la vida, pues contienen oxígeno puro que, al ser inhalado, termina produciendo lo que se conoce como muerte dulce.

Qué es la muerte dulce que pudo haberse provocado Tomás Gimeno

Tras el hallazgo de dos pequeñas botellas de oxígeno pertenecientes al padre de Anna y Olivia, las autoriades plantean la hipótesis de que el padre de las niñas desaparecidas en Tenerife pudo haberse provocado una muerte dulce.

La muerte dulce es una causa de fallecimiento en que la persona respira monóxido de carbono provocando un estado de insconsciencia y, posteriormente, la muerte. La víctima no sufre y siente una sensación de adormecimiento.

Aunque existe la posibilidad de que Tomás Gimeno se haya provocado la muerte dulce, esta situación puede ser accidental. En casas o viviendas donde se sigue haciendo uso de braseros o similares, se han dado casos en los que los convivientes fallecían al inhalar demasiado monóxido de carbono, pues paralizan a la víctima, sin ser consciente de lo que ocurre. Este gas bloquea la capacidad de la sangre para transportar oxígeno

Tras haber inhalado monóxido de carbono (CO), la víctima presenta dolor de cabeza, el cansancio, el mareo, los vómitos y, sobre todo, la confusión mental.

Una vez que el gas penetra en los pulmones, provoca un adormecimiento paulatino, y la parálisis de los músculos. Tras ello, se genera una pérdida del sentido y, finalmente, una parada cardíaca.

Hipótesis en el caso de las niñas de Tenerife: Muerte dulce de Tomás Gimeno

La dulce muerte es la hipótesis principal que las autoridades a cargo del caso de desaparición de Anna y Olivia barajan. Que las minibotellas estuvieran llenas de oxígeno puro, provoca agujeros en dicha línea de investigación.

El periodista Dani Montero ha explicado en el programa Cuatro al Día que estas botellas “se utilizan, por lo general, para revisiones de barcos, para alguna cosa muy liviana, pero nunca para inmersiones”: “El oxígeno puro se utiliza en buceos muy técnicos para, lo que se llama, acortar una descompresión”, detalla.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Ana Cabrera Gambarini

Periodista apasionada de las series televisivas, las novelas en el autobús y analista inquieta de la actualidad. Graduada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria, con la especialidad en Multimedia. Experiencia en departamentos de comunicación, medios online y community manager en el ámbito empresarial y universitario. Particularmente interesada en los medios digitales.

Lea También

Contents.media