×

Edward Mordake, el cuerpo como infierno personal: la triste historia del hombre de las dos caras

Un excelente erudito y un gran músico. A pesar de ello, tenía una carga que soportar. En la parte posterior de su cabeza había una segunda cara.

Edward Mordake es conocido como el hombre de las dos caras. Al contar su historia, descubrimos lo que significa experimentar tu cuerpo como tu propio infierno personal.

Edward Mordake, hombre de las dos caras

Edward Mordake es uno de los fenómenos más famosos.

Su historia tiene lugar en el siglo XIX y ha sido descrita en relatos folclóricos y fokloristas, aunque no hay pruebas médicas documentadas de su historia. Hoy en día, su historia, como hombre de dos caras, es utilizada a menudo por cantantes y artistas para contar cómo es la experiencia del propio cuerpo como un infierno personal.

Según la leyenda, Eduardo era el heredero de una de las familias inglesas más nobles de la época. Según la leyenda, era un joven sereno, soleado y alegre.

Un excelente erudito y un gran músico. A pesar de ello, tenía una carga que soportar. En la parte posterior de su cabeza había una segunda cara, de ahí lo de hombre de dos caras.

La otra parte de sí mismo, la otra parte de su rostro podía reír y llorar, observar a las personas que entraban en la sala. Sus labios podían susurrar algo aunque nadie oyera su voz. Durante la noche, cuando todas las luces de la casa estaban apagadas, comenzaron los problemas y tormentos de Edward.

El segundo rostro parecía un ángel demoníaco, era cruel y malvado. El segundo rostro le susurró palabras terribles y atroces, palabras que sólo se encuentran en el infierno. Una cara risueña, una cara malvada cuando Edward lloraba de desesperación.

Lamentablemente, su historia termina de la manera más terrible posible. A los 23 años, el joven se suicidó porque estaba cansado de escuchar las frases, las palabras malignas y el susurro constante de su rostro, de su sádico gemelo.

Según algunos, se ahorcó, según otros se envenenó y según otros se disparó dos veces en la cabeza.
Según la leyenda, Eduardo quería que se destruyera su rostro «para que continuara con sus susurros obscenos incluso en mi tumba».

Una versión diferente y más popular de su historia se cuenta en un texto titulado Anomalies and curiosities of medecine de 1896, pero se considera poco fiable. En este texto se menciona su enfermedad, pero se desconoce el diagnóstico médico para definir esta morfología. Según otros, el rostro habría sido el de una chica hermosa pero malvada. Esta hipótesis fue descartada, ya que los gemelos parásitos son del mismo sexo.

La primera vez que oímos hablar de este hombre con dos caras fue en un artículo del Boston Post en 1885. El artículo se refería a una serie de fenómenos. Entre los monstruos presentados había una mujer con cola de pez, un hombre con cuerpo de araña y un hombre que era medio cangrejo. Según algunas investigaciones, podría tratarse de una forma de diprosopía, es decir, de una duplicación craneofacial bifurcada.

Libros, series y películas sobre Edward Mordake

Su historia ha aparecido en algunas canciones, como Poor Edward de Tom Waits. La escritora española Irene García publicó un libro contando su historia. La serie American Horror Story basó tres episodios en su figura, interpretada por Wes Bentley.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Sandra Prieto

Comunicadora Social y Periodista. Editora - redactora.

Lea También

Contentsads.com