×

Rocío Carrasco confiesa como se terminó la relación con sus hijos

En los dos últimos episodios de su serie documental, Rocío Carrasco ha relatado como fue el deterioro de la relación con sus dos hijos.

Rocío Carrasco

Después del parón de la emisión de la serie el pasado miércoles, Telecinco ha vuelto a poner en prime time otros dos capítulos del documental de Rocío Carrasco, en ellos cuenta como a lo largo de los años la relación con sus hijos se fue deteriorando por diferentes episodios, y siempre con la influencia de Antonio David de por medio.

Rocío Carrasco: relación con sus hijos

Rocío cuenta que fue después de que su madre falleciera que la relación con Rocío y David empezó a cambiar. Además confesó que desde hace unos años, padece un trastorno ansioso depresivo.

«Yo no soy la madre que se le ha vendido a la gente, yo soy una madre cohartada. Y yo he sido una madre aterrorizada “.

«Yo empiezo a tener pánico a los lunes, a esos lunes de regreso de los niños. Tres noches anteriores no duermo. El lunes desde que me levanto hasta que vienen los niños me lo paso en el baño, vomito, me dan ataques de pánico, me dan ataques de angustia… es que me aterrorizo que llegue un lunes las cinco de la tarde cuando los niños vienen”.

Rocío cuenta que tuvo muchas discusiones por culpa de Antonio David y Olga. Una de las veces fue por unos collares que le dijo a Rocío que se quitara y Olga le dejó que se los volviera a poner y además le compró más.

«Al final es una situación que tú ves que por mucho que tú luches, por mucho que tú hagas, tú llevas todas las de perder. El tema de su hermano ya se lo habían dicho, que su hermano estaba enfermo por mi culpa porque yo bebía y fumaba durante el embarazo».

«El niño no podía ver que ella me faltara al respeto, se metía al medio. Le decía ‘a mamá no le chilles, a mamá no la insultes’. Entonces ella tomaba represalias contra el niño. Cuando ella me ve que yo estoy volcada en él me dice: ‘Ahora sí te preocupas, ¿no? Pero el niño está enfermo por tu culpa que me lo ha dicho a mí mi padre'».

Las palabras de Rocío Flores

La hija de la más grande se extendió al relatar episodios que le tocó vivir y que fueron muy duros. Cuando Rocío Flores veía llorar a su madre le decía:

“ Ya me advertía mi padre, se va a hacer la víctima y va a llorar’.

Carrasco cuenta que su hija era como el doctor Jekill y Mr Hyde, pues por un lado era un chica joven, guapa, con unos ojos azules muy bonitos y con cara de ángel, y al segundo se transformaba en un auténtico demonio, cuando recordaba todo lo que su padre le contaba

«Y me preguntas cómo vivía el día a día, pues lo vivía aterrorizada. Mi hija me llamaba de todo, decía que yo nunca la he querido, que yo nunca la he atendido, que yo nunca la he llevado al médico, que yo nunca me he preocupado por sus estudios, me dan asco tus besos».

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Soraya

Creo en el poder de la comunicación para arreglar el mundo. Periodista y redactora en constante aprendizaje.

Lea También

Contents.media