×

Es importante cambiar las sábanas, ¿cada cuánto y por qué?

Es importante lavar la ropa de cama, pues la acumulación de microorganismos puede generarnos contratiempos en la salud. Una buena higiene y desinfección son la clave perfecta.

La cama es una parte importante de nuestra casa a la que tal vez no le prestamos la atención ni los cuidados correspondientes, y aunque no pasemos mucho tiempo en cama, las pocas horas son suficientes para tener que hacerle una limpieza y cambiar las sábanas que usamos.

La importancia de cambiar las sábanas

Debemos tener presente que cuando dormimos se acumulan varios microrganismos que tenemos en nuestra piel, unos microorganismos que viven en nosotros pero que son necesarios para el ser humano. Por eso es importante lavar la ropa de cama, pues la acumulación de estos microorganismos puede generarnos contratiempos en la salud. Las sábanas se deben lavar con frecuencia como cualquier prenda de nuestro hogar.

Cada cuánto se deben cambiar las sábanas

Según una encuesta realizada por Hammonds Furnitue a 2.000 encuestados en Reino Unido, el 30% no lavaba las sábanas más de una vez al mes y un 36% únicamente las lavaba una vez al año. Es importante saber que las sábanas y el resto de la ropa de cama se deben lavar más cualquier otra tela que se tenga en la casa con uso decorativo, como un mantel o una cortina.

Debemos saber que el tiempo conveniente para cambiar las sábanas es como mínimo de una vez a la semana, esto lo explica la secretaria de la Sociedad Española de Microbiología (SEM) Maria Dolors Vidal, afirmando que la ropa de cama y las toallas pueden actuar como fómites, es decir, superficies con microorganismos patógenos que pueden transmitirnos infecciones.

«Todas las personas pueden ser portadoras de ácaros de la sarna, en la piel o de piojos en la cabeza», como lo explica la microbióloga. Estos microorganismos pueden estar durante días en las sábanas ya que pueden estar sin alimentarse por días. Es por esto que si otra persona duerme en las mismas sábanas, sería infectada por estos seres. Dolors explica que otra de las maneras de relacionar esta enfermedad de la sarna es con el término de ‘cama caliente’, haciendo referencia a aquellas camas donde siempre duerme gente.

Además de encontrar sarna o piojos, nosotros podemos pasar bacterias y hongos de nuestra piel a las sábanas cuando nos acostamos en ellas o en las toallas cuando nos secamos cualquier parte del cuerpo; pero estos no tienen el mismo tiempo de vida que los ácaros de la sarna o pijos. La humedad les favorece mucho a estos microorganismos. algunas bacterias son mucho más difíciles de eliminar pues han desarrollado una capa externa volviéndolas mucho más resistentes.

A qué temperatura es bueno lavarlas

Es importante saber que el agua caliente es uno de los mejores desinfectantes naturales Para que sea de forma efectiva, la temperatura ideal es de 60°, e incluso si se puede, a 90° la limpieza será mucho mejor, por que si el agua esta fría, aunque quede limpia, probablemente se eliminará solo un 6% de las bacterias presentes en las sábanas.

Cómo podríamos hacer un lavado efectivo

Para que el lavado sea efectivo y a profundidad, se debe introducir las prendas una por una, evitando echar muchas cosas a la lavadora para que las cosas se puedan agitar bien y no se quede compacto. Usa en el lavado, si es posible, más agua y añade un poco más de detergente.

Qué productos desinfectantes podemos usar

Nunca esta de más usar algún desinfectante, para mayor precaución, como un desinfectante tipo lejía. Si no sabes cuál usar, en el supermercado hay productos específicos para esto, detergentes y suavizantes que los incorporan. Y si no tienes cómo comprarlos puedes usar también agua oxigenada o el bicarbonato.

Cómo guardarlas en casa

Así como es de importante hacer un buen lavado, es importante saber que las sábanas deben estar bien secas antes de guardarlas en el armario. Si en casa hay secadora es recomendable usarla, pues las temperaturas altas ayudan a desinfectar. También se puede hacer uso de una plancha bien caliente.

Una cama limpia crea un ambiente ideal

Al tener unas sábanas limpias, también es importante que el cuarto tenga buena ventilación, o por lo menos que le entre aire a la cama unos cinco minutos al día. La cama siempre debe estar bien tendida, empezando por sacudir las cobijas y el colchón pues esto ayuda a prevenir las bacterias de estos mismos, también rociar cualquier producto de olor o simplemente alcohol que también ayuda a disminuir estos microorganismos. Después de hacer todo esto verás cómo favorece el sueño, pues vas a crear una atmósfera tranquila y relajante, y no tendremos que preocuparnos por las bacterias en nuestra piel.

LEA TAMBIEN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Sandra Prieto

Comunicadora Social y Periodista. Editora - redactora.

Lea También

Contents.media