×

El Gobierno adelanta el plan de desescalada para no ser el último en Europa

Compartir en Facebook

Gobierno, Sánchez se precipitó sin detallar de todo el plan de desescalada con el objetivo de aliviar la presión social.

Gobierno plan de desescalada
Gobierno plan de desescalada

El Gobierno teme quedarse a la cola de los países de Europa que ya planean la desescalada. Cree que ahora hay que dar a los ciudadanos “un horizonte, un camino”, pese a que hace muy pocos días insistía en que estaban trabajando en un plan “a medio plazo” sin fecha inminente. El equipo, liderado por Teresa Ribera, ha acelerado todo porque varios países estaban ya presentando los suyos y para evitar la idea de que el Gobierno no tenía un proyecto, ya que llevan semanas trabajando en ello.

El Gobierno adelanta el plan de desescalada

Los consejeros autonómicos de Sanidad expresaban su malestar porque no les dieron ningún detalle en las reuniones con La Moncloa, que mantiene su habitual secretismo, y les convocaron para otro encuentro después de que Sánchez ya hubiera presentado el plan. Todo se ha precipitado políticamente desde el anuncio de la salida de los niños; el equipo de Sánchez camina con mucha prudencia, pero las últimas cifras, aunque siguen siendo dramáticas, han alentado este acelerón del Ejecutivo, con el que trata de aliviar la fuerte presión que está sufriendo tanto de la oposición como de algunas comunidades autónomas.

Durante un mes, cuatro ministros —Ribera, Salvador illa (Sanidad), Arancha González (Exteriores) y José Luis Escrivá (Seguridad Social)— han trabajado con otros altos cargos y un gran número de expertos en todas las áreas en reuniones telemáticas y presenciales, en la última
etapa cada dos días. Se planificaba tenerlos preparado para mayo, porque la desescalada no parecía inminente y el Ejecutivo no quería dar ninguna señal de relajamiento. De hecho, el grupo ha trabajado con un enorme secretismo sin desvelar si quiera quién les asesoraba. Esto ha llegado a tal punto que el PP ha presentado una pregunta parlamentaria específica a la que Ribera tendrá que contestar en el Congreso. Todo se ha adelantado en línea con la presentación de los planes de otros países, muy especialmente Italia, que tiene un recorrido paralelo al de España en la crisis.

Este secretismo había provocado que se instalara la sensación de que España era uno de los pocos países de Europa sin un plan de desescalada. Según fuentes gubernamentales, Ribera iba recabando información y documentación de expertos, pero no remataba las propuestas a la espera de tener algo más preciso con fechas exactas, pero Sánchez decidió precipitar los trabajos y así se ha elaborado el documento que sintetiza de forma poco concreta todo lo que se ha trabajado internamente.

Políticamente, el Gobierno confía en que este plan le de algo de aire tras unas semanas muy duras en las que la oposición cada vez criticaba más las medidas que se estaban tomando. Ahora, la presión principal llega de las comunidades; Cataluña y el País Vasco quieren ir por libre, otras con los mejores datos quieren una reapertura rápida para dar apertura al turismo, sobre todo en la costa.

Deja un comentario

300
Entire Digital Publishing - Learn to read again.