×

Manel, el electricista naval que despertó del coma después de 35 años

"Pensaba que estaba en Irak": Manel cayó desde una altura de seis metros quedando en coma desde 1979.

35 años coma

Esta es la historia de Manel, un electricista naval que despertó después de estar 35 años en coma: «Pensaba que seguía en Irak».

Manel, el electricista naval que despertó del compa 35 años después

Manel Monteagudo es un hombre de 65 años, residente en Noia, A Coruña.

Manel permaneció durante 35 años en coma, desde el 28 de febrero de 1979 y hasta el 15 de octubre de 2014.

Este hombre había estudiado para ser electricista naval y por ello emigró a Alemania para enrolarse en la marina.

En su partida a bordo de un mercante alemán desde Bremen y hasta Basora subió a una escalera para reparar una pieza del buque y cayó desde una altura de seis metros.

Manel estuvo 35 años en coma, de 1979 hasta el 2014

Era el 28 de febrero de 1979, el mismo día que cumplía 22 años de edad, cuando Manel se golpeó la cabeza y no despertó. Desde entonces ha estado en coma durante tres décadas y media. Los primeros cuatro meses de coma estuvo ingresado en un hospital de Irak.

Luego fue trasladado a un hospital de Coruña donde estuvo cuatro años. Los médicos decidieron mandarle a su casa, no creían que fuera a recobrar el conocimiento. Sin embargo, su pareja, Conchi, se hizo cargo de Manel. El milagro llegó el 15 de octubre de 2014, cuando por fin despertó del coma.

Supuso una alegría para sus seres queridos, pero para Manel fue un horror. Pasó de tener 22 años a 58. Además, no conocía prácticamente nada del mundo en el que vivía, teniendo que volver a aprender todo de nuevo.

El momento en el que Manel despierta del coma 35 años después

Siete años tras su vuelta a la consciencia, Manel aseguró en una entrevista con Jon Uriarte en ‘Herrera en COPE’ que todavía no lo ha podido digerir: “Es algo que no se asume, es muy difícil. Yo en todo momento, cuando desperté, estaba convencido de que seguía en Irak. No pensé en que pudiera estar en España en una habitación”. “No me salían las palabras, pero yo pensaba que no era yo, que yo seguía en Basora, que era una persona de 22 años y no un viejo. Decía que me estaba engañando”.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Fernando Rodríguez Rubio

Apasionado de la escritura, el periodismo y las artes. Máster en Escritura Creativa y graduado en Comunicación Audiovisual. Me encanta el cine, la literatura, la política y la economía.

Lea También

Contents.media