×

Mental: Opinión sobre el Piloto

Compartir en Facebook

Después de leer opiniones no demasiado favorables al respecto de la nueva serie de la FOX, Mental, llega la hora de ver el episodio y juzgar.
El jueves, 4 de junio, se estrenó la serie en España, algunos días después de su estreno en Estados Unidos, que tuvo lugar el 26 de mayo.

El primer capítulo se centra en la llegada del Doctor Jack Gallagher al Hospital Wharton, donde ejercerá de Jefe del Servicio de Psiquiatría.
Nada más llegar protagoniza una escena en recepción, desnudándose para ganarse la confianza del que será su primer paciente, un esquizofrénico al que, según parece, cura con una caja de colores Alpino.
Y es que el doctor Gallagher pretende ser un médico especial que usa métodos poco convencionales.
Pero, pese a lo que hayáis leído, no se parece a House.
House es House por ser intratable y tener una personalidad compleja, mientras que Jack es todo lo contrario: extrovertido, amable, siempre sonriente, guiñando el ojo a todo el mundo… y nada carismático.

Tampoco se parece la relación que House tiene con su jefa Cuddy a la relación que Jack Gallagher tiene con su jefa y amiga, Nora Scott (interpretada por Anabella Sciorra, una de las novias de Tony Soprano).
Jack y Nora se quieren, son amigos, y se llevan bien.
Cuddy y House tienen una relación mucho más intensa e interesante.
Más que parecerse a House, a mí me ha parecido una mezcla entre The Listener y Private Practice (Sin cita previa), con unas interpretaciones que dejan bastante que desear, incluída la de Chris Vance.
Todo lo que rodea al personaje se me antoja poco creíble, por ejemplo, el flashback que nos lleva a su infancia, cuando le entró el gusanillo de ser psiquiatra, y la misteriosa historia de quien intuyo será su hermana, la que adivino que se fugó de casa siendo joven.
La serie representa estar ambientada en Los Ángeles, pero está rodada en Bogotá, y se nota.
Se nota mucho que esos exteriores no son de Los Ángeles.
Les falta mucho sol y les falta mucha luz para que nos creamos que esa es la ciudad de Los Ángeles a la que el cine y la televisión nos tienen acostumbrados.
Para terminar esta crítica, quiero destacar la molesta cortinilla que se nos ha ido metiendo cada pocos minutos a lo largo de todo el capítulo: una cremallera que se cierra y que, cuando se abre el plano, aparece impresa en una foto del actor principal, con el nombre de la serie escrito encima.
Conclusión: a mí no me ha gustado.
Me ha parecido una serie demasiado vacía y demasiado ligera.
Me atrevería a vaticinar una pronta cancelación, si no fuese porque en esto de las renovaciones y las cancelaciones, una nunca sabe a qué atenerse.
A continuación, dejo un teaser del segundo episodio, comentado por el actor Chris Vance.
En este capítulo aparece David Carradine, recientemente fallecido, en el último trabajo de su vida.
Fotografía

Deja un comentario

300