×

Estados Unidos supera las 100.000 muertes por Coronavirus

Compartir en Facebook

Coronavirus, Estados Unidos, el país más poderoso del mundo es el que más ha fracasad.

Estados Unidos muertes Coronavirus

Estados Unidos ha superado las 100.000 muertas por Coronavirus, lejos de los 60.000 que la Administración calculó en sus pronósticos más optimistas. Son incluso más que los fallecidos por la guerra de Vietnam, que dejó 58.000 caídos. Más de 1,6 millones han dado positivo en
pruebas de diagnóstico.

Estados Unidos, las muertes por Coronavirus

El primer caso se presentó el 21 de enero en un hospital de Seattle, y la primera fallecida el 6 de febrero. A partir de ahí, un cúmulo de errores, alertas ignoradas y nuevas y viejas carencias han llevado al país al desastre. La pandemia ha expuesto todavía más la brecha social y racial del país, atacando con más dureza a los pobres y reflejando el repliegue internacional de Estados Unidos.

Para finales de noviembre del 2019, las agencias de inteligencia estadounidenses aumentaron las alarmas y advirtieron una y otra vez sobre la amenaza de una nueva pandemia tras conocerse el primer caso de Covid-19 en la provincia de Hubei, China, pero el Departamento de Salud se niega a tomar medidas argumentando que preferían no alarmar la industria y hacer que pareciera que la Administración no estaba preparada. El 30 de enero la OMS declara el brote de coronavirus como una emergencia de salud pública internacional y Trump restringe la entrada al país desde China, y el 11 de febrero los viajes desde Europa. Ese día la OMS declara el brote pandemia global.

EEUU rechaza utilizar las pruebas de diagnóstico de la OMS y deciden fabricar una propia, que finalmente resultaría defectuosa, dañando aún más la capacidad ya escasa de realizar test. El equipo de salud pública recomienda cerrar colegios y negocios, pero Trump no declara la
emergencia nacional hasta el 13 de marzo.

La incompetencia del presidente llegó a su culmen un 23 de abril cuando, con más de 23.000 estadounidenses muertos, sugirió en una rueda de prensa utilizar inyecciones de desinfectante para matar al virus. Las autoridades de emergencias tuvieron que enviar una alerta a los ciudadanos pidiéndoles que no bebieran desinfectante. También ha suspendido la financiación de la OMS acusándola de estar al servicio de China y ha criticado la falta de previsión de Europa.

“No aprobaré una orden de quedarse en casa, eso asusta a la gente (…) El miedo, el pánico, es un problema mayor que el virus”, declaraba el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, rechazando las medidas de confinamiento el 18 de marzo. Hoy, el estado supera en fallecidos a toda España, pese a contar con menos de la mitad de población. Trump ha dicho que su autoridad como presidente es “total”, pero a la hora de la verdad ha dejado a los gobernadores que decidan cuándo imponer o levantar las restricciones. Cada uno va por su lado, ignorando en muchos casos las directrices publicadas en el ámbito federal. En los sondeos, sus respuestas a la pandemia salen mejor valoradas que las del propio presidente.

Deja un comentario

300
Entire Digital Publishing - Learn to read again.