×

Llevan un cadáver a la oficina de correos para cobrar su pensión en Irlanda

En Irlanda recrean una situación similar a la película 'Este muerto está muy vivo' en la ciudad de Corlow con un cadáver utilizado para cobrar su pensión.

Muerto pensión Irlanda

Dos individuos llevaron el cadáver de un hombre llamado Peadar Doyle, de unos 60 años, con el objetivo de cobrar su pensión, a una oficina de correos del condado de Carlow, Irlanda.

Dos personas llevan un cadáver a la oficina de correos para cobrar su pensión

En una situación muy parecida a la película ‘Este muerto está muy vivo’ (‘Weekend at Bernies’ en su título original), un sobrino de Doyle ingresó al establecimiento para solicitar el dinero de la jubilación, vecino de la zona.

La persona que le atendió, aseguró que era imposible entregar la suma sin la presencia del beneficiario.

En un segundo intento, regresó con otro individuo y el propio Doyle, al que sostenían entre los dos como si fuera una marioneta.

El personal de correos sospechó de la situación y se negó a atender su pedido. Los dos sospechosos huyeron dejando el cadáver en el lugar.

La policía investiga el uso de un cadáver para cobrar una pensión en la oficina de correos

Los trabajadores contactaron con los servicios de emergencia, quienes confirmaron el deceso. La Garda Síochána, la policía nacional irlandesa, ha abierto una investigación para esclarecer «todas las circunstancias que rodearon la muerte inexplicable de un hombre mayor», cuyo cadáver se enviará al médico forense para someterlo a una autopsia con el objeto de identificar la causa y el momento del fallecimiento.

El alcalde de Carlow, Ken Murnane, dijo que la comunidad local estaba conmocionada tras el incidente. “Todo el pueblo está en estado de shock de que alguien pueda pensar en hacer algo así”, dijo. “Es alucinante que alguien pueda hacer algo así, es increíble”.

La defensa del hombre que fue con el cadáver era su tío y quería cobrar su pensión

El Irish Daily Mirror ha recibido el llamado de uno de los supuestos hombres que intentó llevar a un pariente a la oficina de correos, pero negó que estuviera muerto en ese momento.

Declan Haughney le dijo al periódico que no estaba tratando de robarle a su pariente. Según en el corto camino a la oficina de correos su tío «se desplomó» y él y la otra persona que estaba con los brazos unidos lo acompañaron el resto del camino.

Declan, de 40 años, quien dice que ha vivido con su tío toda su vida, afirmó que ahora es «la comidilla de la ciudad» y está siendo tildado de «asesino» en la comunidad local, desde que surgió la sensacional historia. El hombre de 66 años fue enterrado en el cercano cementerio de St Mary por su desconsolada familia después de la misa.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media