×

Gran hermano 10: Nani

Compartir en Facebook

Hacemos hoy un monográfico sobre Nani porque esta chica está siendo la estrella estos últimos días entre los exconcursantes de Gran Hermano 10, y se lo merece.
Nani, como ella se hace llamar, Estefanía, como su madre le puso cuando la parió.
Madrileña y bohemia, porque dice llevar una maleta en el coche y que nunca sabe dónde dormirá cada noche.

Y es que no hay nada mejor para que hable de tí que ser una mujer vilipendiada, enamorada sin que la quieran, una mujer que sufra mal de amores delante de todo el mundo (vease el ejemplo de Soraya de Mujeres y Hombres y Viceversa).
Nani, a sus 22 añitos entró en la casa de Gran Hermano porque su vida necesitaba un cambio radical.
Según ella la casa necesitaba una mujer como ella.
Dice que ha tenido muchos trabajos pero que ninguno le gusta (¡qué gracia tiene la niña!), será tal vez por eso por lo que decició ir a lo grande a la casa, y, nada más entrar, hacer lo que nadie en Gran Hermano 10 se había atrevido a hacer: ir a saco a por un chico.

Orlando, fácil donde los haya, que fue su blanco perfecto, y así pasearon su amor por Guadalix, sus besos, arrumacos, confidencias…Luego llegó la realidad, salió fuera y tuvo que esperar a su amor, que seguía dentro.
Pero con ánimo, y repitiendo que sólo quería conocerlo.
La cara de felicidad le fue cambiando poco a poco, porque su príncipe azul le salió ranita, y el muchacho fue tonteando con toda falda (o casi toda) que se lo ponía por delande.
Si me apuras, con una fregona con falda.
Él se excusa diciendo que es feriante y que está acostumbrado a dejar de ver a las chicas y olvidarlas pronto.
Nani paseó su corazón roto por todos lo platós, intentando mantener su dignidad.
Nos ha dado mucha pena, y ella lo ha sabido.
Pero ¿qué pasó después?Decidió que “a rey muerto rey puesto”, y eligiendo muchísimo -modo irónico on-, no con el primer chico con el que se encontró, se dejó querer .
El elegido fue, como contamos ayer, Marco, el defensor de Iván.
Las chicas que se sentían identificadas con ella por su corazón partío se quedaban muerta por lo fácil que había pegado sus cachitos.
¡Y con quién! -modo irónico off-, porque Marco, de Don Juan tiene poco, y no es para nada el Orlandito que le robó el corazón.
Anoche en Gran Hermano hubo conexión con la casa y la dejaron hablar con Orlando.
Ella tenía carita de “me gusta mucho, joé”, y él no paraba de decirle lo guapa que estaba.
Y es que, la culpa la tienen los de Telecinco, que los han separado y han terminado con su amor verdadero.
Nos quedamos con uno de sus momentos de edredoning, para recordar esos tiempos pasados en los que el amor era el dueño de sus vidas.
Cuando salga Orlando, y discutan por cómo son los dos de casquivanos, creo que esto se repetirá, eso sí, sin cámaras, pero ya haremos algo para enterarnos.
Fotografía

Deja un comentario

300