×

Crítica: Salidos de cuentas. Química en la pareja protagonista con pocas ideas originales

Salidos de cuentas es la nueva película del director de la exitosa Resacón en Las Vegas.
Todd Phillips ha reunido a una pareja de actores que desborda carisma y chispa en cada escena y si a eso le sumamos algunos buenos chistes y situaciones increíbles, nos da como resultado una comedia solida y refrescante.

El problema viene cuando, tirando de los clásicos del videoclub de los años ochenta, descubrimos que la base del film está totalmente copiada de Mejor solo que mal acompañado, un bombazo que John Hughes nos regaló en 1987 y que ha día de hoy sigue siendo inigualable, mal que les pese a Robert Downey Jr.

y a Zack Galifianakis.
Peter Highman es un arquitecto que por cuestiones de negocios se encuentra en la costa este de Estados Unidos, justo la semana en la que su mujer va a salir de cuentas.
Con el parto como objetivo se encamina al aeropuerto para coger el avión que le llevará a su destino.
Allí conocerá a una catástrofe andante de nombre Ethan Tremblay, que no solo conseguirá que les echen a los dos del avión, si no que, para su mala suerte, le convencerá para hacer juntos el viaje en coche.
Las aventuras que correrán por el camino gracias a la extravagante y desordenada personalidad de Ethan, podrán en aprietos la integridad de ambos y el éxito del viaje.
Como he dicho, hay dos formas de ver esta película, ya sea como algo totalmente nuevo y original, o como un remake soterrado del clásico de los ochenta.
Se puede disfrutar de Salidos de Cuentas de cualquiera de las dos formas, pero las comparaciones son odiosas y Steve Martin le da cien mil vueltas a Robert Downey Jr.
en lo que se refiere a comedia.
La estructura del film es tan parecida que incluso hay escenas extremadamente iguales, que no desvelaré por respeto a los que vayáis a ver el film, pero si sois fans de la primera sabréis enseguida a que me refiero.
Por supuesto el humor de Salidos de Cuentas está actualizado y se permite introducir elementos como el consumo de drogas, la desobediencia a la autoridad y las referencias sexuales explicitas sin ninguna vergüenza.
En ese sentido este film está más cercano a las comedías adolescentes que se hacen actualmente, a pesar de que sus protagonistas sean dos hombres adultos.
Las apariciones de secundarios como Danny McBride, Juliette Lewis o el mismo Todd Phillips ayudan a romper con la monotonía del viaje y sus momentos en pantalla se agradecen.
Salidos de Cuentas tiene momentos muy divertidos y otros que no terminan de serlo, pero en conjunto es una comedia muy valida y que funciona gracias a la elección de la pareja protagonista.
Para ser del todo justos habría que añadir un crédito al principio que fuera ‘basada en un guión de John Hughes’, pero como no ha sido así habrá que limitarse a esperar que la segunda parte de Resacón no cuente con este equipo de guionistas.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contentsads.com