×

Cómo obtener los mejores beneficios de las verduras a la hora de añadirlas a tu plato

Compartir en Facebook

Es bueno para la salud llenarse de vegetales todos los días. Saber el proceso de cocción de las verduras puede ser un factor determinante en tu salud.

Un estilo de vida saludable incluye un buen equilibrio de frutas y verduras. A la hora de añadir las verduras a tu plato debes conocer sus beneficios, y cómo obtener la mayor cantidad de nutrientes de los mismos. Cuales disfrutar naturalmente y cuales freír o hervir. No hay una regla absoluta, lo importante es comer verduras en abundancia, prefiriendo las verduras de temporada y variándolas. Te explicamos cómo obtener los mejores beneficios de las verduras a la hora de añadirlas a tu plato.

Cómo obtener los mejores beneficios de las verduras a la hora de añadirlas a tu plato

Es bueno para la salud llenarse de vegetales todos los días. Saber el proceso de cocción de las verduras puede ser un factor determinante en tu salud. Los productos del jardín son ricos en sustancias preciosas, desde vitaminas hasta fibras y sales minerales. Las reglas a seguir si no quieres perder los mejores beneficios de las verduras: asumiendo que la mejor estrategia es alternar la forma en que se comen, aquí hay algunas indicaciones prácticas.

Verduras mejores si cocidas

Las verduras que contienen carotenoides y vitamina A se prefieren cocinadas y condimentadas con aceite de oliva virgen extra que favorece la asimilación de las vitaminas liposolubles (A, D, E, F, K): es el caso de las zanahorias, los tomates, la calabaza, los pimientos.

Verduras mejores si crudas

Las verduras crudas son un pequeño ejército rico en vitamina C y sales minerales como el calcio, hierro, magnesio y fósforo que el cuerpo absorbe completamente. Este es el caso de la lechuga (todos los tipos), cohete, songino, pepino, apio, hinojo.

Tanto crudas como cocidas

También hay algunas verduras que se pueden comer tanto crudas como cocidas, porque son digeribles de ambas maneras y con una cocción al vapor muy rápida conservan los nutrientes: calabacín, espárragos, espinacas, hinojo, achicoria, tomates e incluso brócoli (cortado muy fino en la ensalada).

Tomate

Por ejemplo el tomate que, aunque es una fruta, muchas personas la consumen como una verdura. La revista Journal of Agriculture and Food Chemistry realizó un estudio sobre el procesamiento térmico y cómo el mismo aumenta la cantidad disponible de licopeno. El licopeno es un pigmento que se relaciona con un descenso en el riesgo de desarrollar una enfermedad tanto cardíaca, como algún tipo de cáncer.

Entre otras investigaciones que se han realizado acerca de los alimentos se encuentra el del sofrito tradicional (el mismo está basado en ajo, cebolla, tomate), este favorece la absorción y la liberación de carotenoide y los polifenoles.

Zanahoria

Una de las hortalizas de mayor consumo a nivel mundial es la zanahoria, una fuente rica en vitaminas y minerales. Para facilitar la absorción de los mismos es cocerla.

Por otro lado, la manera en la que se cocina es importante, ya que el catorce por ciento de los antioxidantes que se encuentran en verduras y hortalizas se pierden al momento que se hierven.

Consejos finales

En conclusión se recomienda que se consuman diariamente de dos a tres piezas de frutas, y dos raciones de verdura en cada comida principal. Además es aconsejable que la verdura cruda se coma al mediodía y la verdura cocida a la hora de la cena para que así haya una mejor digestibilidad de los mismos, alternando ambas preparaciones para el consumo diario.

Deja un comentario

300