×

Lost: Jack VS Locke

Compartir en Facebook

Ahora que la semana pasada, en Everybody Loves Hugo, y gracias al gran Hurley, el grupo de Jack y el del Adversario se han reunido al fin, tenemos por fin el ansiado cara a cara entre los dos pesos pesados de Lost: Jack y Locke.
Bueno, vale, no es Locke sino el Adversario, pero sabemos que en el próximo capítulo, The Last Recruit, va a tener lugar un diálogo de ésos que sólo estos dos saben regalarnos.

Y como tal vez sea el último de la serie, es el momento de repasar los que ha habido hasta ahora.
Jack VS Locke.
Hombre de ciencia VS hombre de fe.
Eso sí, ahora el doctor es más hombre de fe que nunca, y el verdadero Locke está muerto, así que nos vamos a quedar con las ganas de un auténtico diálogo entre los dos, de aquellos mágicos que tenían antes, a no ser que el pobre Locke acabe resucitando, lo que parece cada vez más improbable… Te echamos de menos, John.
Sea como sea, lo que nadie nos quita es una confrontación entre los dos mejores actores de la serie, con permiso de Michael Emerson: Matthew Fox y Terry O’Quinn.

Pero como éste será simplemente el último (o penúltimo) de muchos encuentros, en este post voy a repasar las conversaciones entre ambos, ya que sin duda han sido algunos de los momentos más mágicos y míticos de la serie.
Como un vídeo vale más que mil imágenes, además habrá vídeos para las más importantes.
Y teniendo en cuenta que el fútbol siempre está de moda, vamos a seguirlo como si fueran partidos, a ver quién se lleva la victoria final en esta lucha dialéctica entre los dos monstruos de la Isla.
Y uno ahora lo es no sólo de manera figurada.
En la primera temporada Jack y Locke sólo tuvieron dos conversaciones, pero son de las más recordadas, y ayudaron a definir sus posturas claramente.
Aún hoy en día son básicas para entender la serie e incluyen referencias que por fin estamos captando plenamente a estas alturas.
La primera (vídeo sobre estas líneas) tuvo lugar en White Rabbit, episodio en el que Jack perseguía a su papaíto Christian y era salvado de despeñarse in extremis por el cazador Locke, por aquel entonces auténtico gurú de la Isla que psicoanalizaba a todos e hizo lo mismo con Jack.
Con esta conversación acabó de hacer decidir a Jack que fuera el líder que debía ser, pero además le habló por primera vez claramente de que esa Isla era especial, y que tal vez todo ocurría por una razón.
Y también dijo, tras salir de la experiencia de encontrarse con el Monstruo, que había mirado al corazón de la Isla y lo que vio era hermoso, en una referencia que aún no entendemos del todo.
Las palabras de Locke son una de sus mejores intervenciones en Lost: “This place is different.
It’s special.
The others don’t want to talk about it because it scares them.
But we all know it.
We all feel it.
(…) What if everything that happened here, happened for a reason?”.
Pues sí, el “everything happens for a reason” tuvo aquí su primera aparición en esta mítica intervención de Locke, que dejó a Jack sin réplica posible.
Así pues, clara victoria inicial para el calvo.
Jack 0 – Locke 1.
La segunda (siguiente vídeo) tuvo que esperar hasta Exodus, la season finale, cuando antes de abrir la misteriosa, por aquel entonces, Escotilla, Locke y Jack se detuvieron un instante a exponer sus posturas.
El doctor, ya con algo de experiencia en el liderazgo, y muy enfadado con el cazador tras la muerte de Boone, pudo replicar más esta vez.
Locke acababa de ser rescatado del Monstruo, que esta vez no le pareció tan hermoso ni simpático, pero pensaba que estaba siendo puesto a prueba.
Jack no creía en las paranoias de John, y éste acabó diciéndole que era un hombre de ciencia, mientras que él lo era de fe.
“You’re a man of science (…) Me, well, I’m a man of faith”.
Y encima luego John añadía “Do you think we crashed on this place by coincidence… especially, this place? We were brought here for a purpose, for a reason, all of us.
Each one of us was brought here for a reason”.
Pues sí, Locke introducía claramente el concepto de destino, y de que la Isla les trajo por una razón.
Cuánta razón tenía.
También dijo que la muerte de Boone servía a un destino, que como vimos más adelante, en Live Together, Die Alone, era que Locke aporreara la Escotilla y diera esperanza a Desmond para que no se suicidara, pulsara la tecla y salvara el mundo.
Destino, siempre destino.
Jack replicaba que él no creía en el destino, y John le respondía “Yes, you do.
You just don’t know it yet”.
Maravilloso.
Podríamos pensar que esta conversación acababa en empate, pero teniendo en cuenta cómo las palabras de John fueron proféticas y Jack acabó creyendo en el destino, clara victoria, de nuevo, de Locke.
Jack 0 – Locke 2.
La segunda temporada no tuvo conversaciones tan míticas, pero fue una confrontación continua entre el hombre de ciencia y el hombre de fe, Jack y John, en el interior de la Escotilla.
Además, el genial Ben metió cucharada como Henry Gale, no sólo vacilándoles y pidiéndoles leche, sino poniéndolos el uno en contra del otro, y encima haciendo tambalearse la fe de Locke, hasta tal punto que por poco provocó el fin del mundo al dejar sin pulsar la tecla.
Vaya duelo entre los tres mejores actores que nos ofrecieron.
Pero a pesar de la tensión y la rivalidad que tuvieron toda la temporada, sólo tuvieron un claro enfrentamiento dialéctico, en Orientation.
Al descender por la Escotilla y encontrarse con Desmond, que encañonaba a Locke.
Jack le preguntaba al hombre de fe que dónde estaba su destino, aunque había sido el primero en sorprenderse al ver al escocés en El Cisne.
Y ante la cinta de orientación Dharma, que apasionaba a Locke, Jack mostraba burla y descreimiento.
Finalmente la confrontación llegaba cuando tenían que pulsar la tecla y Jack regresaba en el último momento para entregar el código: los Números.
Locke los introdujo pero decía que tenía que ser Jack quien pulsara la tecla.
Ante la negativa del doctor, Locke le preguntaba por qué encontraba tan difícil creer, Jack replicaba que por qué era tan fácil para él, y John gritaba que nunca había sido fácil, y le pedía un salto de fe.
Soberbio momento, uno de los enfrentamientos más duros entre ambos, que podríamos considerar empate si no fuera porque al final John consigue que Jack pulse la tecla.
Por lo tanto, otra victoria más para el calvito.
Jack 0 – Locke 3.
Sin embargo, como he dicho, la fe de Locke llegó a tambalearse hasta tal punto que decidió dejar sin pulsar el botón que prevenía el apocalipsis.
Menos mal que pasaba por ahí Desmond, el escocés que mejor soporta las descargas electromagnéticas, y pudo salvar el mundo una vez más girando la llave en uno de los mejores momentos de Lost, al final de Live Together, Die Alone, la season finale.
De paso devolvió la fe en el destino a John haciéndole notar que le salvó la vida al golpear la Escotilla, y que ahora él mismo los salvaría a todos: “You said there isn’t any purpose, there’s no such thing as fate.
But you saved my life, brotha, so that I could save yours”.
Por cierto, el “I was wrong” de John al reconocer su error es memorable.
Así pues, si el escocés entrase en el partido, aquí tendríamos una clarísima victoria sobre John.
Desmond 1 – Locke 0.
Pero no es éste el partido que estamos siguiendo.
La tercera temporada fue la de los Otros, y como tal la historia basculó alrededor de ellos, con Ben y Juliet como amos de la función.
Y Jack y Locke estuvieron separados y se encontraron sólo dos veces en toda la temporada, ya que en la primera mitad el doctor estaba en manos de los Otros, y luego era John quien se quedaba con ellos para encontrar su lugar como líder.
El primer encuentro fue en The Man of Tallahasee, muy breve, ya que sólo fue Locke pidiéndole perdón a Jack por volar en pedazos el submarino, lo que impidió que Jack y Juliet salieran de la Isla.
Como no llega a ser un diálogo, no computa en nuestro recuento, pero si no está claro que sería otra vez victoria del calvo.
El segundo tuvo más enjundia, y fue ya en Through the Looking Glass, la season finale, cuando el cazador, tras clavarle un cuchillo a Naomi, pidió a Jack que no contactara con el carguero Kahana.
Pero el doctor no le hizo caso y llamó al carguero, gracias a lo cual finalmente salió de la Isla.
Por lo tanto, por fin una victoria de Jack.
Aunque, como todas las victorias del señor Shephard hijo, es agridulce, ya que al final del episodio lo vemos tres años más tarde deseando volver.
Así que fue peor el remedio que la enfermedad.
Todo le sale mal al doctor llorón, pero no le quitemos su victoria momentánea, pobre.
Jack 1 – Locke 3.
En la cuarta temporada tuvimos también sólo dos encuentros, uno justo al inicio, en The Beginning of the End.
Jack se abalanzó sobre John para dispararle, aunque el arma estaba descargada, pero la intención es lo que cuenta.
Cada uno expuso sus intenciones e intentó ganarse a los losties, que al final se dividieron en dos grupos.
Por lo tanto, un empate en el que cada uno consiguió un tanto.
Jack 2 – Locke 4.
El resto de la temporada también se lo pasaron separados, hasta la season finale, There’s No Place Like Home, en la que tuvieron su último encuentro en la Isla.
A la entrada de La Orquídea, John quería convencer a Jack de que no abandonaran la Isla, y el doctor recordaba su conversación camino a la Escotilla, burlándose de que cayesen en la Isla por una razón.
Pero Locke le replicaba: “You know, Jack.
You know that you’re here for a reason.
You know it.
And if you leave this place, that knowledge is gonna eat you alive from the inside out… until you decide to come back”, palabras muy premonitorias teniendo en cuenta cómo estaba el doctor tres años más tarde.
Y finalmente John le pedía a Jack que mintieran para proteger a los que se quedaban y a la Isla, “a place where miracles happen”.
Aroma a conversación de primera temporada para un enfrentamiento que acabó sin claro ganador, pero si tenemos en cuenta que Jack acabó mintiendo para protegerlos, el punto es para John.
Jack 2 – Locke 5.
La quinta temporada tuvo a Jack y Locke aún más separados, uno en Los Angeles y otro en la Isla, pero cuando John salió de ella visitó al doctor en The Life and Death of Jeremy Bentham.
Y lo que siguió fue una de las conversaciones más amargas de la serie (vídeo justo sobre estas líneas), y la última que mantuvieron ambos.
Cuando Locke le decía que debían volver a la Isla, y que querían matarlo porque era importante, Jack respondía con todo su cinismo: “Maybe you are just a lonely old man that crashed on an Island” y dejaba al hombre de fe herido de muerte.
Y cuando se iba el pobre John contraatacó diciendo que había visto a su padre Christian, lo cual acabó de hacer estallar al doctor, que le gritó, tan tocado como él, “It’s over! It’s done.
We left, and we were never important”.
Ambos contrincantes salieron muy mal parados de esta última conversación, pero como Locke quedó mucho más hundido, la victoria es para Jack.
Muy amarga, eso sí, como le corresponde al pobre doctor.
Jack 3 – Locke 5.
Y ya no pudo haber más enfrentamientos, ni los habrá, porque Ben acabó con la vida de John Locke en ese mismo capítulo.
Sin embargo, las palabras de John hicieron mella en Jack, que pretendía volver para arreglar las cosas, como siempre.
Y su muerte ya fue el empujón definitivo para que volviera a la Isla, convertido además en un hombre de fe, ya que todas sus experiencias y, por qué no decirlo, sus conversaciones con John, le han hecho finalmente creer en el destino.
La victoria final de John sobre Jack ocurre en realidad cuando, en 316, el doctor llega a ponerle los zapatos de su padre al cadáver de John y pretende subirlo al avión.
Como bien dice Jack: “Wherever you are, John… you must be laughing your ass off that I’m actually doing this.
Because this… this is even crazier than you were”.
Si eso no es reconocer una derrota, no sé que lo es.
Jack 3 – Locke 6.
El remate fue leer la carta de sucidio de John, destinada a él, y en la que sólo ponía un sucinto pero más que explicativo “Jack, I wish you had believed me.
J L.
”.
Fin de partido y tenemos al ganador, Locke, con victoria postmortem, y al perdedor Jack, convertido en hombre de fe y sin dejar de hablar del destino.
No olvidemos que fue él el principal ejecutor del plan de Jughead.
Eso sí que es tener fe.
Así pues, podríamos ver a Locke como una especie de maestro para Jack, que le ha enseñado el camino del destino antes de morir.
Como Obi Wan Kenobi, vamos.
Y para resumir su historia, pues nada mejor que otro vídeo.
Y ahora llegamos a The Last Recruit y vamos a ser testigos de lo que es quizás el último encuentro entre Jack y Locke.
El problema es que éste ya no es Locke, sino el Adversario, por mucho que vayamos a disfrutar del buen hacer de Matthew Fox y Terry O’Quinn.
Por lo tanto, es como si fuera el primer encuentro, y realmente lo es.
Tenemos por un lado a un Adversario muy fortalecido, con casi todos los candidatos alrededor suyo (ese Jin que se resiste…), confiado y lleno de poder.
Por el otro tenemos a un Jack que viene derrotado de su anterior partido con John, pero que paradójicamente ha salido reforzado, más hombre de fe que nunca y, como le ha confesado a Hurley, habiendo aprendido que no puede arreglarlo todo y que a veces debe dejar ir las cosas, “let it go”.
Un hombre más maduro, un líder más decidido y relajado, un Jack versión 2.
0.
En definitiva, dos grandes contrincantes para un encuentro que promete mucho.
Eso sí, yo lo que de verdad querría es un auténtico último encuentro entre Jack y el Locke verdadero.
Sería maravilloso que en el último capítulo, The End, los dos tuvieran de alguna manera una última conversación de despedida.
No un enfrentamiento, sino ya un diálogo de igual a igual, puesto que ambos serían lo mismo.
Ambos serían, al fin, hombres de fe.
Leer más sobre LostFotografía

Deja un comentario

300