×

Halloween: origen de esta tradición que se celebra de forma diferente en cada país

Halloween comenzó a celebrarse con el sobrenombre de "Samhain" que significa el "final del verano". Descubre el origen de la festividad.

el origen de halloween

Esta popular celebración de Halloween que tiende a asociarse con Estados Unidos, por su explotación comercial, realmente poco o nada tiene que ver su origen con el sentido norteamericano. Su origen es más antiguo y, data de la cultura Celta en Irlanda; es más, desde antes del descubrimiento de las Américas por Cristóbal Colón, esta celebración ya existía.

El verdadero origen del Halloween

Teniendo en cuenta que la celebración no tiene su origen en Estados Unidos, allí se empezó a celebrar desde el siglo XIX y poco a poco se popularizó, algo que destaca es la comercialización de esta fecha y su posicionamiento en el mundo.

Tal como se mencionó con antelación, el origen es más antiguo que el estadounidense; data de hace 3000 años y se le da a la cultura Celta.

En específico en el Samain, que se celebraba coincidiendo con el nuevo año, pero dicha tradición tenía un significado diferente, pues en su calendario se celebraba el año nuevo el 31 de octubre y no el 31 de diciembre.

Nacimiento del Halloween

Según la historia, la tradición Samain celebraba año nuevo el 31 de octubre. Y, era un día especial en el que no sólo daban la bienvenida a un nuevo calendario; sino que, los espíritus podían salir de los cementerios y pasear por las calles.

A su vez, realizaban una conmemoración similar a la mexicana al creer que era una ocasión propicia para que los vivos se comunicaran con sus antepasados; de ahí que comenzaran a llevar flores o calabazas iluminadas a sus tumbas para tratar de facilitar esa toma de contacto. Incluso llegarían a organizarse banquetes y a celebrarse fiestas.

Los Samain, además de homenajear a sus muertos, tenían un ritual para evitar los malos espíritus. Y, de esta manera dio pie para muchas de las actividades que actualmente se hacen. En dicha celebración, los Samain, solían disfrazarse con aspecto de espíritus y así confundirse con las malas energías.

A su vez, al interior de las viviendas solían dejar huesos, calaveras y objetos que evocaran la muerte para que los espíritus no ingresaran. Otro mecanismo era dejar dulces y caramelos en las entradas para que según su tradición los maslos espíritus se quedarán allí.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Jenny Ramírez

Comunicadora Social y Periodista.

Lea También

Contents.media