×

Más detalles sobre el Golf Blue-e-motion

El otro día os destripaba cuál iba a ser la primicia mundial que se presentará en el Salón del Automóvil Ecológico y la Movilidad Sostenible de Madrid, el el Golf blue-e-motion.
La marca alemana tiene pensado comercializar este modelo a partir de 2013 y convertirse en uno de los líderes del segmento de los eléctricos hacia 2018.

Hay que tener en cuenta que según todas las previsiones, el verdadero arranque de este mercado representará como máximo el 8% del total hacia 2020.
Así, es para entonces cuando habrá que estar preparado con productos más competitivos.
Una de las líneas de investigación y desarrollo primordiales de Volkswagen en el camino de la movilidad sostenible es la propulsión eléctrica, que no genera emisiones y que puede propiciar que la energía que propulse a los nuevos vehículos provenga de fuentes renovables si la recarga se realiza en las horas en las que gran parte de esta se produce, es decir, por las noches.

El Golf blue-e-motion, el prototipo eléctrico de la marca, será propulsado de forma total y absolutamente silenciosa por un motor eléctrico integrado en el vano del motor, en el frontal.

Su motor de 115 CV entrega un par motor máximo de 270 Nm.
La electricidad que alimenta el propulsor eléctrico se almacena en una batería de litio que tiene una capacidad de 26,5 Kwh.
La autonomía es de 150 km pero, al igual que con los coches actuales, en un uso normal con todos los elementos de confort encendidos no superará los 100 km.
Suficiente, en cualquier caso, para mayoría.
Golf Blue-e-motionEl Golf blue-e-motion tiene una velocidad punta de 140 km/h, sus baterías se ubican en el maletero, que ofrece una capacidad restante de carga de 237 litros, bajo los asientos traseros y en el túnel central entre los asientos delanteros.
De este modo, intenta aprovechar espacios que no comprometen la comodidad de los ocupantes y tampoco reducen significativamente la capacidad de carga.
Un sistema de ventilación separado asegura una constante climatización del compartimento de la batería.


La gestión de la potencia corre a cargo de un inversor de alto voltaje con control de tensión, que está integrado en el sistema integral de propulsión junto al conversor DC/DC del sistema eléctrico de 12 voltios y el módulo de recarga.
Es un sistema ligero y compacto.
Así, por ejemplo, la versión de cinco puertas y cinco plazas del Golf blue-e-motion, sólo pesa 205 kilos más que el Golf BlueMotion TDI con DSG, aunque las baterías del coche eléctrico son pesadas.
Si quieres seguir leyendo sobre Volkswagen, entra aquí.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

loading...
Contents.media