×

La multa de hasta 200 euros por conducir con el abrigo puesto

Conducir con el abrigo puesto podría significar una multa porque algunas prendas quitan movilidad y libertad de movimientos, algo que sí recoge la DGT.

conducir-abrigo-multa

Conducir con el abrigo puesto podría significar una multa porque algunas prendas quitan movilidad y libertad de movimientos, algo que sí recoge la DGT.

Qué dice la DGT

En ningún artículo de la ley de Tráfico se especifica que el conductor debe ponerse al volante sin el abrigo, pero sí se especifica que debe hacerlo de manera que ninguna prenda de vestir le reduzca su libertad de movimientos, algo que sí suelen provocar los abrigos más gordos.

El Reglamento de Conductores no especifica nada al respecto de la vestimenta que un conductor deba llevar al volante, pero sí que se expresa de la siguiente manera en el artículo 18: «El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo necesario de visión, y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía».

Multa por conducir con abrigo

En la práctica esto significa que si un agente de tráfico nos da el alto y concluye que el abrigo que vestimos nos puede impedir conducir correctamente y con seguridad, la multa que nos impondrán será hasta de 200 euros, aunque ello no implica pérdida de puntos. Ocurre igual las camisetas de tirantes o conducir sin camiseta en verano.

Es peligroso conducir con el abrigo puesto

Una buena razón para quitarse el abrigo antes de subirse al coche es que si es muy grueso puede impedir al conductor mover los brazos con libertad, dificultando los giros durante la conducción. Además, puede afectar al estado del conductor porque puede dar calor y causar sofocos. Además, los cinturones de seguridad dejan de ajustarse al cuerpo correctamente y pueden no funcionar en caso de colisión o accidente de tráfico.

Calentar el coche antes de conducir

Es fundamental controlar la temperatura dentro del habitáculo para que se mantenga estable entre los 20 y 22 grados. De lo contrario comenzaremos a sufrir en nuestro tiempo de reacción y niveles de somnolencia la acción de una temperatura demasiado elevada.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Ana Cabrera Gambarini

Periodista apasionada de las series televisivas, las novelas en el autobús y analista inquieta de la actualidad. Graduada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria, con la especialidad en Multimedia. Experiencia en departamentos de comunicación, medios online y community manager en el ámbito empresarial y universitario. Particularmente interesada en los medios digitales.

Lea También

Contents.media