×

Las 24 H de Le Mans podría convertirse en una competición de híbridos y eléctricos

Hace dos años, la Automobile Club de l’Ouest creo una nuevo estatuto para que las 24 H de Le Mans pudieran en un futuro albergar a coches híbridos y eléctricos en su máxima categoría, LMP1. El objetivo inicial era reducir los consumos de combustible de los equipos en carrera.

Sin embargo, el año pasado los equipos de F1 metieron tanto dinero en el desarrollo de estos sistemas que a final de temporada ya había algunos que conseguía ganar carreras equipando pesados Kers, como Ferrari o McLaren. Así, Porsche hace unos días que presentó su 911 Turbo Hybrid, un coche con el que participarán este año en carreras de GT1 aunque su objetivo es nada menos que ganar en las 24 H de Nürbürgring en esa categoría.

La bomba, sin embargo, la soltó Harmut Kristen -jefe de Porsche Motorsport- cuando el otro día dejó caer que quizá su marca esté interesada en desarrollar un LMP1 ganador a partir de este 911 para la temporada 2012. Os recuerdo que Porsche lleva como diez años dándose de tortas con Ferrari en GT1 y GT2, si los alemanes va a subir de categoría, os aseguro que en Maranello algo tendrán ya pensado. Eso por un lado, porque por otro ya hay dos LMP1 híbridos en mitad de su desarrollo. El primero de ellos es el Peugeot, que lleva 600 pequeñas baterías de ion litio acopladas en serie para que su motor eléctrico entregue 80 CV, para que se recarguen completamente se necesitan unos 20 0 30 segundos de frenada y todo el sistema añade unos 45 kg al conjunto. Otro equipo que ya ha hecho correr a su prototipo ecológico es Corsa Motorsport, cuyo sistema de tracción ha sido desarrollado por Zytek, que es la misma empresa que lo trabajó con McLaren en 2009 y está construyendo los sistemas híbridos de tracción para varios modelos comercializados por Mercedes. PUBLICIDADPUBLICIDADAunque el Kers que lleva el GZ09SH es mecánico -más adelante ya os explicaré la diferencia-, el coche también va equipado con un paquete de baterías de ion litio que guardan la energía recuperada de la frenada por más tiempo que un volante de inercia. El motor eléctrico añade 46 CV al empuje del coche. Hay varios tipos de Kers, está el eléctrico -con baterías de ion litio- y el mecánico -con un volante de inercia como el del Porsche- y cada equipo está optando por una tecnología diferente. Lo que ahora queda por ver es cómo se termina de plantear la nueva Copa Intercontinental de resistencia porque está claro que con una F1 dedicada a los motores de combustión, quizá a los grandes fabricantes les merezca más la pena invertir en tecnologías híbridas y eléctricas. También sería muy bueno que la ACO se decidiese por fin a incluir a las 24 Horas de Le Mans en la mencionada copa porque si no, una de las dos estaría herida de muerte. La decisión más importante en la buena saludo de las LMS, las LMPS y del propio Le Mans fue adoptar hace unos años la tecnología diésel. Esto nos ha permitido ver en el mítico trazado grandes batallas entre Audi y Peugeot. Imaginaos cómo podría quedar la cosa si, de repente, en 2011 irrumpieran varios nuevos modelos además de la nueva generación de máquinas de Audi, Aston Martin, Jaguar y compañía. La ecuación es sencilla, si un F1 pesa 700 kg y con un kers puede ganar carreras, en un LMP1 con trescientos kilos más, esta tecnología no puede tener más que beneficios.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media