×

La muñeca gigante de ‘El juego del calamar’ existe: esta es su historia

Uno de los elementos más emblemáticos de 'El juego del calamar', es la aterradora muñeca gigante de la serie ya que existe y se puede visitar.

La aterradora muñeca gigante de ‘El Juego del Calamar’ es uno de los elementos más emblemáticos de la historia, ella da inicio y el ritmo a la ronda letal de “Luz roja, luz verde”, similar al coreano del juego de «El escondite inglés».

Su tamaño y aspecto algo temible, la convierte en uno de los íconos de la serie asiática.

La historia de la muñeca gigante

Esta serie fue escrita y dirigida por Hwang Dong-hyuk, quería que la serie tuviera una muñeca real, para darle veracidad a la ficción, también utilizaron una cuenta bancaria real para el protagonista y el número de teléfono que aparece también existe, provocando un reclamo ante la Justicia del propietario del móvil.

La muñeca utilizada tiene un referente real, es una figura que sirve como estatua de bienvenida de un museo de carruajes y caballos llamado Macha Land, se encuentra ubicada en el condado de Jincheon-gun, situado en Chungcheong del Norte, a tres horas de distancia de Seúl en auto.

muneca juego del calamar establo 225x225

Los productores de la serie la pidieron prestada para la ficción y al terminar la devolvieron al espacio cultural. Aunque al llegar le hacía falta una mano a la muñeca.

Según su historia, esta muñeca se llama Mugunghwa, en honor a la flor nacional de Corea, flor que aparece en varios emblemas nacionales. Aunque su aspecto es temible, concuerda con la temática rural del museo pues está vestida muy similar a Heidi en el anime de 1974.

Esta es la función de la muñeca gigante

La muñeca sigue una tradición coreana, al juego llamado ‘La rosa de saron está floreciendo’, similar a los juegos de ‘encantados’ o ‘agua y cemento’, con algunas reglas adicionales.

Este juego le da inicio a la serie, ‘luz roja, luz verde’, el rol lo tiene la muñeca que en sus ojos tiene unas cámaras con sensores de movimiento, con ellos registra el mínimo movimiento de los participantes. Para los que no lograban quedarse quietos, la muñeca acababa con su vida.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Sandra Prieto

Comunicadora Social y Periodista. Editora - redactora.

Lea También

Contents.media