×

Todo sobre Kent Evans: el primer mejor amigo de Bill Gates

Compartir en Facebook

Bill Gates recuerda en el documental de Netflix, Inside Bill's Brain: Decoding Bill Gates, a su primer mejor amigo de la infancia Kent Evans.

Admítelo. Si hay una persona cuya mente no te importaría pasar un par de horas investigando, podría ser Bill Gates. Afortunadamente, Netflix escuchó nuestros deseos y nos dio Inside Bill’s Brain: Decoding Bill Gates.

El documental en tres partes presenta un retrato del célebre visionario de la tecnología, líder empresarial y filántropo por valor de 105.600 millones de dólares conocido como Bill Gates.

Entreteje sus esfuerzos con Microsoft con sus búsquedas altruistas, entrevistando a sus amigos y familiares para tratar de descifrar cómo funciona su mente.

Kent Evans: primer mejor amigo de Bill Gates

«Bill es a menudo visto como una figura singular pero su vida de hecho ha sido definida por una serie de asociaciones», aprendemos pronto en el Episodio 2. De hecho, una de sus primeras colaboraciones tuvo lugar cuando era un estudiante de secundaria en el laboratorio de computación, con Kent Evans.

Sigue leyendo para saber lo que necesitas saber sobre Kent Evans, el primer colaborador de Bill Gates.

«Es un poco raro y sus amigos son raros», es la forma en que las hermanas de Bill recuerdan a su hermano de niño. Algo así como un prodigio de las matemáticas, Bill forjó sus primeras amistades en el laboratorio de computación durante la escuela secundaria.

Esto fue gracias a un club de computación autorizado por la escuela llamado Grupo de Programadores de Lakeside, que dirigía Paul Allen, dos años mayor que Bill. De hecho, Paul reclutó a Bill en su grupo de computación porque Bill había obtenido un puntaje excepcionalmente alto en la clase de matemáticas.

Kent Evans también tenía la edad de Bill, y se unió al Grupo de Programadores de Lakeside. Pronto, Bill y Kent, que era el mejor estudiante de su clase, se convirtieron en los mejores amigos, trabajando juntos en el laboratorio de computación y luego «hablando por teléfono todo el tiempo», una vez que salían de la escuela.

En Inside Bill’s Brain, Bill incluso demuestra que aún recuerda el número de Kent de memoria.

Bill y Kent tenían grandes sueños para el futuro

Bill describe a su mejor amigo de la infancia como extremadamente inteligente, llevando un maletín con todo tipo de artilugios y revistas a todos los lugares a los que iba. A los dos autoproclamados geeks les encantaba intrigar sobre lo que harían en el futuro, muy a la vista de sus compañeros de clase que estaban más preocupados por las actividades de ese momento, el próximo baile del colegio.

Juntos, leían la revista Fortune e imaginaban, «si entraras en la administración pública, ¿Qué harías? ¿Deberíamos ser CEOs? ¿Qué tipo de impacto podría tener? ¿Deberíamos ser generales? ¿Deberíamos ser embajadores?»

Bill y Kent creían que harían cosas extraordinarias. Y uno de ellos ciertamente lo haría.

Una tragedia inesperada se interpondría su gran amistad

En el penúltimo año de secundaria, la escuela se acercó a Bill y Kent para resolver un problema enorme: cómo hacer funcionar los horarios de clase de más de 400 estudiantes, ahora que Lakeside se había fusionado con la escuela local sólo para chicas.

La tarea era difícil y tenía muchas limitaciones: «no pongas a este chico en la misma sección que este chico», y no programar los tambores arriba mientras el coro se realizaba abajo, cosas así. Pero Bill no siguió adelante para resolver el horario hasta más tarde. «¿Por qué no seguisteis trabajando juntos Kent y tú?», le pregunta el director a Bill, que está frente a la cámara.

«Hubiéramos seguido trabajando juntos», responde Bill, entristecido. «Sabes, estoy seguro de que habríamos ido a la universidad juntos.» Es decir, si no hubiera sido por la tragedia aleatoria que terminó con la vida de Kent prematuramente.

«Kent estaba aún menos orientado hacia el atletismo y era más friki», recuerda Bill. «Y luego tomó un curso de alpinismo», dijo. «Fue una especie de clásico de Kent en el que amplió su visión del mundo y decidió que ser un poco más físico era algo que, ya sabes, era valioso». «Así que va y se inscribe en un curso de alpinismo», continúa. «Y como parte de eso, cuando estaban practicando, se cayó por la colina y se mató.»

Bill vivió los sueños que ambos planearon juntos

«Fue tan inesperado, tan inusual,» dice Bill, incluso ahora, de la repentina y trágica muerte de su mejor amigo de la infancia. «La gente no sabía qué decirme a mí o a los padres de Kent.» Para los niños de alrededor de 13 años, «tenían grandes planes, grandes sueños.» Pero perder a su mejor amigo no impidió que Bill allanara su propio camino hacia el éxito.

«Pensé, bueno, ahora voy a hacer estas cosas de las que Kent y yo hablamos, pero lo haré sin Kent», dijo.

Sin duda, la pérdida dejó un gran agujero en su vida, aunque seguiría acercándose a Paul en los años siguientes.

Inside Bill’s Brain: Decoding Bill Gates se está transmitiendo ahora en Netflix.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Lea También

loading...
Entire Digital Publishing - Learn to read again.