×

Flipy confiesa por qué dejó de ser el científico loco de ‘El Hormiguero’

Enrique Domingo Pérez, conocido popularmente como Flipy, ha aclarado en una entrevista los motivos por los que dejó el programa de 'El Hormiguero'.

flipy-dejo-el-hormiguero

Enrique Domingo Pérez, conocido popularmente como Flipy, ha aclarado en una entrevista los motivos por los que dejó el programa de ‘El Hormiguero’.

Por qué Flipy dejó ‘El Hormiguero’

En una entrevista para Cadena COPE, Flipy ha explicado por qué dejó de ser el ‘científico loco’ en ‘El Hormiguero’.

Flipy ha reconocido que llegó un momento en el que estaba «muy cansado» y tuvo que decidirse entre estar delante o detrás de las cámaras. «Me interesaba más, como crecimiento profesional. Lo estaba disfrutando mucho, tenía mucha suerte de trabajar con gente que yo admiraba y tenían mucho talento… Pero me puse detrás», ha confesado el excolaborador.

«Lo estaba disfrutando mucho, tenía mucha suerte de trabajar con gente que yo admiraba y tenían mucho talento», ha contado.

Pero el científico quería algo más, «creía que tenía que evolucionar. Y la manera de evolucionar que yo quería, al menos a nivel profesional, era crear historias, producir y estar en el otro lado. Y también pensé que tenía que frenar un poco la exposición pública».

Durante la entrevista también ha aclarado que formar parte de ‘El Hormiguero’ le exigía «una dedicación muy grande porque eran todos los días de la semana, una sección que funcionaba bastante bien y dentro de un programa que ya de por sí es exigente».

Su vida detrás de las cámaras

Desde que Flipy dejó ‘El Hormiguero‘, ha estado en la producción de series como El Chiringuito de Pepe, Olmos y Robles, Fit Life o Espinete no existe. “Para mí, esta decisión fue un acierto y estoy feliz».

Flipy y Pablo Motos

Flipy, que ha definido a Pablo Motos como “un excelente profesional”, ha destacado la relación que tenían entre todos y lo bien que se lo pasaban durante los programas.

«Pablo tenía claro cuál era mi experimento y cómo se hacía técnicamente, pero no tenía ni idea de si yo iba a aparecer con un loro en la cabeza o si no iba a aparecer. Entonces, esa parte molaba mucho porque, realmente, jugábamos a eso. Y esa capacidad de improvisar y sorprendernos nosotros en el día a día del programa, hacia que te lo pasaras muy bien. Además te proporcionaba un nivel de adrenalina, antes de salir, que era una pasada», ha sentenciado.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Ana Cabrera Gambarini

Periodista apasionada de las series televisivas, las novelas en el autobús y analista inquieta de la actualidad. Graduada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria, con la especialidad en Multimedia. Experiencia en departamentos de comunicación, medios online y community manager en el ámbito empresarial y universitario. Particularmente interesada en los medios digitales.

Lea También

Contents.media