×

La sorprendente confesión de Kiko Rivera sobre su hija Carlota

Kiko Rivera acudió al 'El show de Bertín', en Telemadrid, donde reveló que llegó a sentir rechazo cuando su hija Carlota nació.

Rivera

Kiko Rivera concedió una entrevista para el programa de Bertín Osborne, donde relató la difícil experiencia que vivió cuando su mujer quedó embarazada de su segunda hija Carlota.

Kiko Rivera habla de su hija Carlota

El DJ confesó en el ‘Show de Bertín’ que llegó a rechazar a su hija: «Cuando mi mujer se queda embarazada de Carlota, por el momento que yo estaba viviendo, que era muy malo por el asunto de las drogas, yo rechazo a ese ser que hay ahí«.

«Me pongo triste porque es algo muy fuerte para mí», aseguró mientras contenía la emoción. «No le toqué la barriga a mi mujer ni una sola vez. Nada. No quería saber nada, hasta el punto de que, cuando nació, sentía rechazo por esa niña», añadía.

«Fue totalmente lo contrario que con Ana. Los padres nos ponemos un poquito ‘tontorrones’ cuando nuestras mujeres se quedan embarazadas. Te pones a hablarle a la barriga, que además hablamos como si nos escucharán y los niños ahí no escuchan nada. Te hartas de darle besos a la barriga».

Kiko Rivera pide perdón a su hija Carlota

Kiko cuenta que buscaba apoyo y para ello le contaba lo que estaba viviendo a Isabel Pantoja: «Yo se lo contaba a mi madre y mi madre me echaba unas broncas tremendas, pero yo no cogía a mi hija… No quiero ni acordarme de aquello porque no la quería».

Tras la dura confesión, Rivera quiso mandarle un mensaje a su hija por si en un futuro llegaba a escuchar sus palabras: «Cuando mi hija vea esto por Dios que me perdone por esa época de estupidez que yo tenía«. Aseguró además que tanto Carlota cono su hija Ana y su hijo Francisco junto a su mujer son lo mejor que tiene en la vida.

Relevó también que a día de hoy es precisamente Carlota quien más le quiere: «La que más cosas hace conmigo es la chica, la que está todo el día con el papá en la boca y para donde va papá va ella también». «La vida me ha dado una lección, como diciendo, ella ha sido la que me ha ganado a mí», finalizó, concluía.

Fue justo hace unos meses cuando Kiko le dedicó estas sentidas palabras a su pequeña: «Todavía recuerdo cuando vi tu carita, llegaste en mal momento, en el peor de mi vida, pero te convertiste en mi sueño en apenas unos días. Tú me diste la vida. Gracias por ser ‘mi pedacito de cielo’. Gracias por ser lo que más quiero. Gracias por ser la que salvó mi alma. Gracias por ser la alegría de mi casa… No puedo ser más afortunado de tenerte como hija. Te quiero«.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Soraya

Creo en el poder de la comunicación para arreglar el mundo. Periodista y redactora en constante aprendizaje.

Lea También

Contents.media