×

Liverpool, más de 5.000 personas en un concierto piloto

Los asistentes disfrutaron del concierto piloto masivo en uan discoteca de Liverpool, sin mascarilla ni distancia de seguridad.

Así se vivió el pasado fin de semana, más de 5.000 asistentes disfrutaron de conciertos y fiestas en la discoteca Circus en Bramley Moore Dock Warehouse de Liverpool como un concierto piloto en pandemia. Esto con el fin de ensayar el regreso a la normalidad de los eventos masivos.

Sin mascarilla ni distancia de seguridad como el macroconcierto de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Liverpool, concierto piloto

El promotor Melvin Benn decidió apostar por la formula de la prueba de antígenos previo a la entrada del lugar, pues los asistentes a esta gran fiesta deben demostrar su resultado negativo en un test de antígenos de covid-19 las 24 horas antes y luego someterse a un PCR cinco días después, esto con el fin de controlar una posible expansión del virus.

Aunque a muchas personas no les pareció tan buena esta idea, que estas personas decidieran actuar como si ninguna pandemia estuviera sucediendo, fueron miles mas las que decidieron llegar e ingresar a las discoteca, sin la mascarilla correspondiente, sin distanciamiento social, en aglomeración, pues ellos solo quería estar ahí varias horas disfrutando y escuchando a los Dj que se iban a presentar.

Quién es Melvin Benn

Es un empresario que se hace responsable del Festival Republic y de los Reading y Leeds, en el Festival de Benicàssim en España. Aunque tuvo varias dificultades al no recuperar ni volver a conseguir que el evento fuera como en sus mejores tiempos, pero su acercamiento a políticos locales y sus disposición durante este tiempo le devolvieron eso que tanto anhelaba, el equilibrio y la tranquilidad luego de esto se le vendió a The Music Republic, empresa española responsable del Arenal Sound.

Dice Benn que «los festivales podrán continuar de manera segura. Eso sí, con los test adecuados». En declaraciones a la revista «NME», también resalta que «La propagación del virus al aire libre es claramente mínima. Con el aumento de la vacunación, será aún menor».

No es un «acto irresponsable», esto se creó como un plan piloto y fue autorizado por el Gobierno británico en donde se estudia la menara de poder regresar a los conciertos en vivo. A este plan se le llamo «El primer baile» y aunque no es el primero pues hasta el momento es el quinto experimento con aglomeración de gente que se lleva a cabo en el país en las ultimas dos semanas.

Este plan no es el único hasta el momento, pues en España el 27 de marzo se llevó a cabo uno similar, este fue realizado por el Festival Por la Cultura Segura en el Palau Sant Jordi, en este plan se hizo lo mismo, las personas ingresaban al lugar con prueba negativa de antígenos, después de los 14 días de cuarentena obligatoria se puedo concluir que solo seis personas de las 5.000 que asistieron resultaron contagiadas por Covid-19.

Es importante aclara que aquellos que asisten a estos eventos van bajo su propia responsabilidad, pues allí estarán sin mascarillas, podrán tomar, fumar, tener acercamientos con cualquier persona, hablarse muy cerca, gritar, etc.

Cómo sería este plan piloto

Tal como lo hizo el plan británico así mismo se hizo en el español, obligatorio el test previo al ingreso, a esto se le incluirá mas tecnología, en este caso pequeñas cámaras para que sigan los movimientos de las personas que estén allí, no habrá ningún distanciamiento social, y se pondrán medidores de dióxido de carbono para poder detectar «bolsas de aire estancado» dentro de el lugar donde se encuentren.

Iain Buchan, experto de la agencia pública de salud inglesa dice que esta prueba servirá para entender como es la transmisión de la nueva variante del SARS-CoV-2 en aglomeraciones.

Gracias a los avances en la vacunación, ha permitido que se pueden llevar a cabo eventos públicos, los mas recientes: la semifinal de la Copa de Inglaterra en Wembley, su asistencia fue de 4.000 personas, competición de billar en Sheffield con 1.000 asistentes, la finas de Carabao Cup con 8.000 personas y una conferencia en Liverpool con 1.000 personas.

Cabe aclarar que el gobierno siempre se asegurará de que estas pruebas se hagan de manera adecuada y segura, pues siempre prevalecerá el bien común, y los organizadores de estos conciertos tendrán claras cuales son las reglas y procedimientos que deben cumplir, para que el público pueda disfrutar de nuevo de un concierto.

Gracias a este nuevo modelo de reapertura, y siguiendo todas las normas y reglas varios promotores de eventos estarán listos y harán lo necesario para empezar a planear eventos para este verano; y aunque esta cerca la fecha ellos no pierden la esperanza de que sea posible llegar a una «nueva normalidad«.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:

Lea También

loading...
Contents.media