×

El nuevo BMW Serie 6 Cabrio (con vídeo) (I)

Esta semana, BMW ha dado a conocer la nueva versión de su gran cabrio basado en la plataforma del Serie 6.
Este fin de semana, os voy a contar las principales novedades que incorpora divididas en el diseño y el chasis, los motores, la seguridad y el equipamiento interior.

El rasgo más destacado de su frontal es que está ligeramente inclinado hacia delante, la solución “shark nose” no se empleaba en la marca desde hace cuatro décadas y lo ayuda a adquirir un aspecto agresivo.
Toda la parte inferior del frontal es una enorme entrada de aire enmarcada en su parte superior por la fina lámina que hace de luz diurna, compuesta por unos anillos luminosos de LEDs, que irradian una luz blanca muy intensa, acentuando la imagen característica de los coches de la marca.

La línea de cintura es muy baja y sobre ella está el ya habitual acento de la branquia.
El mecanismo de repliegue de la capota blanda permite que no sobresalga nada del maletero.
Nuevo BMW Serie 6 CabrioLos grupos ópticos posteriores están divididos en dos partes, y tienen la típica forma en L de la marca.
Las luces traseras de LED constan de dos franjas conductoras de luz, creándose así el típico diseño nocturno de los coches de BMW.
La superficie baja de la tapa del maletero está ligeramente arqueada hacia el interior, creando planos claros y sombreados, que le confieren ligereza a la zaga.
El chasis del nuevo BMW Serie 6 Cabrio está compuesto por un eje delantero de de dobles brazos transversales, como también el eje integral posterior son, en su mayor parte, de aluminio.
El reglaje del chasis depende del grado de deportividad del estilo de conducción.
Los amortiguadores reaccionan finamente a cualquier irregularidad de la calzada, incluso si las fuerzas de aceleración lateral son elevadas.
El sistema opcional AdaptiveDrive reacciona de manera incluso más precisa.
Este sistema incluye el control dinámico de la amortiguación y la función de compensación activa de las inclinaciones laterales Dynamic Drive.
La suspensión regulada electrónicamente se adapta automáticamente a las condiciones de la calzada y, también, al estilo de conducción.
Con el sistema de control del dinamismo de la conducción, se puede variar el carácter deportivo y de confort, según lo exija la situación de conducción.
Pulsando una tecla que se encuentra en la consola central, el conductor puede elegir el reglaje de su coche activando las modalidades «NORMAL», «SPORT» y «SPORT +».
En combinación con el sistema opcional Adaptive Drive, se dispone adicionalmente de la modalidad «COMFORT».
En este caso, el sistema de control del dinamismo de la conducción incide en la progresión del pedal del acelerador, la capacidad de respuesta del motor, la línea característica de la servodirección, los umbrales de reacción del sistema de control de la estabilidad DSC, el dinamismo del cambio de marchas de la caja automática y, además, también en el sistema de supresión de las inclinaciones laterales.
Si quieres ver más lanzamientos, entra aquí.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Lea También

Contents.media