×

‘Secret Story’ presenta a Álvaro, su último concursante

Fue en el debate de 'Secret Story', donde apareció Álvaro. El último participante anónimo de la casa, que destaca por su coeficiente intelectual.

Álvaro Secret Story

‘Secret Story’ completó su lista de participantes anónimos con Álvaro, que entró a la casa con la máscara de búho y con un huevo de avestruz en su poder. Este le otorgaba un poder especial en su primera semana de concurso.

Así es Álvaro, el último concursante de ‘Secret Story’

La entrada de Álvaro a la casa se produjo tres días después de celebrarse la primera gala, debido a que tuvo que guardar confinamiento al dar positivo en Covid.

En esta ocasión el espacio estuvo conducido por Toñi Moreno.

Álvaro tiene 27 años, nació en Soto del Real, pero actualmente vive en Albacete. Es secretario interventor del ayuntamiento de La Roda y está graduado en Dirección y Administración de Empresas y en Derecho, como pasiones tiene la poesía y la magia.

Destaca en él que es superdotado, «tengo una inteligencia fuera de lo normal. Saqué en la escala de Reisberg una puntuación superior a 140. Se me clasifica como superdotación», explicó a la audiencia.

«Me gusta mucho cuando tomo un objetivo ganar sí o sí.

No me importa destrozar al contrincante si con ello consigo materializar mis deseos. En mi objetivo todo se circunscribe a un juego. Si no está preparado, no creo que sea mi culpa», advirtió.

Álvaro, el último concursante de ‘Secret Story’

En su vídeo de presentación, reconoce que es un total aficionado a la literatura, pero no pudo acabar la carrera de profesor en esta materia, aunque para él la poesía es «una de las formas más bonitas que tiene el ser humano de volcar sus sentimientos».

«Nunca he tenido una relación estable a largo plazo. Nunca he sentido poder llevar la relación a un siguiente nivel tanto de compromiso afectivo como que me pueda evocar una serie de sentimientos que aún no he experimentado. Espero que algún día se me dé esa oportunidad», confesaba.

Cree que juega con desventaja por su físico: «Se puede convertir en un trampantojo. La gente tiene menos alertas cuando por mi físico me ve como más bonachón. Yo soy el mismo secreto que ellos mismos no van a saber gestionar».

Aún así considera que su entrada en el concurso es un «auténtico regalazo» ya que cuenta con una oportunidad totalmente única de experimentar lo que es participar en un juego donde se llevan a cabo estrategias. Algo que a él le maravilla y le motiva mucho. «Estoy deseando poder escudriñar cada último recoveco del concurso», afirmaba.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Contacto:
Soraya

Creo en el poder de la comunicación para arreglar el mundo. Periodista y redactora en constante aprendizaje.

Lea También

Contents.media